domingo, 19 de junio de 2011

Iglesia Educacional Laica de Liberación Popular


"Iglesia Educacional Laica de Liberación Popular, de Fiesta y Luz"


Por qué necesitamos de una “Iglesia de Liberación” y cómo debe ser

Deberá llegar a ser la última y definitiva iglesia. Junto con un cambio de sistema político y económico basado en el control telemático de bienes y servicios: en función de las prestaciones de cada cual al resto social, pero sin permitirle a nadie acumular capital. Tanto la iglesia como el nuevo sistema político-social serían los "facilitadores" del bienestar para las clases populares, sumamente afectadas actualmente por lo que a modo de tópico dirigido al pueblo que no piensa intelectualmente denominan de "Crisis".
  • ¡Crisis? Pero no para los parásitos fascistas de todo tipo que a nuestra costa "engordaron" durante lo que ellos denominarían propiamente de bonanza. (Por el sistema capitalista, falsamente económico, estamos trabajando para alimentar la corrupción y los esclavistas de todo tipo, en vez de para la seguridad y bienestar propios.)

De la forma más suave y racional posible, deberíamos acabar con la corrupción de la “Sociedad de Derecho” que quisieron y estaban elaborando para nosotros nuestros nobles antepasados previos al predominio de la mafia católica, que nos impuso el desarme doctrinal por el terror y el crimen (criminalmente), sirviéndose de los hombres de iglesia para esclavizarnos al modo sacerdotal judío, mediante lo que ellos llaman “doctrina cristiana” con que se nos enseñó a poner la otra mejilla y a relegar la justicia a su invención del más allá: En vez de la buena ética antigua con que se nos enseñaba por nuestros nobles antepasados, que se debe respetar o atenerse a las consecuencias en ésta y no en otra vida invención de cuentistas criminales. (Admitir el agravio o atender reclamaciones injustas, conlleva despreocupación y estupidez cobardes, servilismo. Eso hacemos "los modernos". Dos milenios dan mucho de sí, y ahora su puta moralina cristiana forma inconscientemente parte de nuestro espíritu.) No deberíamos seguir alimentando parásitos fascistas de ningún tipo. Una nueva y definitiva iglesia, pero de liberación, sería un instrumento impulsor fundamental para el crecimiento espiritual de la ciudadanía en general, en el marco de la internacionalización del proyecto político-social que preconizo (o en caso contrario nos aplastarían). Iglesia de liberación imprescindible, a fin de poder lograr y mantener un futuro de bienestar general, que deberemos defender por nosotros sin delegar en cuerpos y fuerzas de seguridad del estado al servicio del fascismo (del sistema capitalista), considerando seriamente entre otros el concepto “desarrollo sostenible”.

Se debería internacionalizar el proyecto o en caso contrario nos aplastarían, sirviéndose para ello como en todo tiempo de los cretinos y cobardes que utilizan a modo de carne de cañón para defender sus intereses (los suyos, que no los propios del pueblo). El derecho a la procreación no se le debería conceder a los cobardes y cretinos, porque los cobardes y cretinos son los que más retrasan nuestra liberación y todo tipo de evolución. Es fácil de entender por qué debería penalizarse la cobardía y, al modo del general en la guerra, obligar a posicionarse al pueblo con el pueblo real, ya que esto no será sino que una guerra que, si bien hecha, no tiene por qué ser cruenta. (El pueblo con el pueblo real, en vez de con todo tipo de falsos populares. Que lo son únicamente a efectos de pedirnos el voto como demócratas o republicanos por allá o socialistas o comunistas o 'populares' por acá, para después adheridos a su sillón seguir maquinando, no sobre cómo resolver nuestros problemas, sino sobre cómo sostener este orden, que es un orden de mierda para las mayorías, a las que por el sistema capitalista nos esclavizan.)
  • Muchas son las cosas que los cobardes llegaron a permitirse en todo tiempo, precisamente por causa de su cobardía: En vez de tratar de resolver lo inherente a su bienestar social, solidariamente con los demás, hacen la vista gorda (en detrimento asimismo de su descendencia, que vivirán sometidos a esclavitud según el modelo paterno). Tampoco deberíamos permitir que nuestra mujeres se rebajen a actividades serviles y por tanto denigrantes, como por ejemplo servir a los fascistas por míseros salarios (que los fascistas se coman lo que nos robaron, sin nadie que les ayude a cocinarlo. Así dispondrán de menos tiempo para maquinar la corrupción y otras maldades en nuestra contra). Y el servir en los ejércitos fascistas al uso, debería considerarse por el pueblo como la peor y más dañina forma de la cobardía (por "soldados" para guerras que jamás fueron ni serán las suyas) y, además, considerarlo motivo de suma enemistad contra nosotros el pueblo real, por cobardes o fachas de mierda dispuestos al crimen contra nosotros la gente de los pueblos. 
  • Quienes por cobardía o enemistad no estén en disposición de defender y asimismo de sostener junto con los demás, intelectual o físicamente, una sociedad libre para beneficio de todos (en vez de como esclavos del fascismo y posible carne de cañón incluso contra nosotros), no se les debería permitir sino que sobrevivir sometidos a las labores más groseras en pro del resto social.

Se debería prohibirles la procreación a los cobardes, ya que la cobardía retrasa la evolución y nos hace esclavos. Además hay exceso de densidad demográfica que no cuadra con el concepto de un desarrollo sostenible y ésta sería una forma noble y buena de resolver el exceso de densidad demográfica, en vez de la forma mala y cobarde que parece ser que ya se intentó a fin de "regularnos" por medio de virus mortales de la gripe A/H5N1: <campanas por la gripe-A (de 2009-09-23)> y asimismo <campanas por la gripe-A (de 2009-11-22)>, de forma similar a como se dice que se introdujo el virus del SIDA para acabar con los homosexuales, por gentuza falsa y cobarde que son peor que los nazis, sobre los que tantas falsedades se vertieron. Que lo que está en la vida viva, pero sin descendencia aquellos que tengan taras psiquiátricas que los invaliden o taras físicas transmisibles: cual preconizaba Adolf Hitler en su obra "Mi lucha".

Nuestra Iglesia de Liberación: En cuyo marco impartir doctrina (o recibirla los inmaduros), no debería disociarse de la Plaza pública habilitada a modo de área de recreo para las diversas localidades, a la que llevar el debate político desde su actual rinconcillo en los más diversos consistorios (guardados por los pistolerillos locales), para mediante asambleas dirimir problemáticas e incluso elegir a nuestros jefes de todo tipo (políticos como militares). En la que realizar las más diversas actividades sociales o públicas (como el bailar contenidos en vez de la impresentable música comercial al uso a la que habituaron a la mayoría, de tal forma que, por el embotamiento intelectual, ya no se percibe lo indecente del seudo arte a discreción con que se nos aliena). Así como para documentar a la gente sobre todo tipo de cuestiones de interés general usando de medios telemáticos. Además de formarla por el arte bien entendido. Y que se premie a la inteligencia real (en vez de a la estupidez consistente en el mero acertijo de abrir cajas con dinero u otros premios sustanciosos, en realidad no merecidos en base a alguna cualidad: Así es como fomenta la estupidez la mafia católica sirviéndose del poder mediático al uso).
Nuestra Iglesia de Liberación, como la alternativa necesaria a las actuales iglesias con que nos manipulan (a fin de infantilizarnos y de hacernos mansos por la moral y de controlarnos como se controlan los rebaños de ovejas) los católicos en el sentido universal del término (un uno que se dice de muchos, en referencia a los dominadores por estos medios en las diversas culturas: Buen invento el de la mafia católica fue el sustituir la buena ética antigua por la moral, con la que nos empequeñecieron humanamente hasta hacernos seres despreciables en alta medida y porcentaje, a fin de tenernos en estado de indefensión por el desarme doctrinal y bélico inherentes a la alienación religiosa. Indefensión actualmente reforzada por la alienación mediática, con la que fomentan todo tipo de estupidez y desunión populares).

Iglesia de fiesta y luz, para la interpretación antropomórfica de todo lo místico y pagano. Impartiríamos luz intensa mediante el arte y la ciencia (incluidas la ciencia ética y la historia no tergiversadas), usando convenientemente de la tecnología. Para ello nuestra Iglesia de luz será(n) fundamentalmente áreas de recreo. Crearíamos un calendario de múltiples festividades por el que competir por la belleza y la luz con todo tipo de creaciones (y actividades positivas), concediéndole acceso al mundo de la cultura popular únicamente a ambrosía con la que crear dioses (y el resto quemarlo como se hace por ejemplo con los “Ninots” en las fallas de Valencia. Todo lo contrario a lo que quiso para nosotros la iglesia y mundo católicos).

Pondríamos por “artículos de fe” únicamente aquellas verdades a las que se llega a través de la razón madura y/o de la ciencia. Implicaría el rearme doctrinal que nos capacitase para defender una sociedad de derecho libre de todo tipo de corrupción y consecuentemente el rearme bélico con armas de la más alta tecnología. Así fue para los griegos y romanos de la mejor época y nosotros no tenemos por qué ser menos en nuestro futuro señorío, a fin de volvernos capaces y terribles, en vez de borregos y, consecuentemente, ponernos en disposición de hacernos respetar a nosotros y nuestro derecho a no tener amos: Suponiendo que tengáis vocación para ser algo más que meros aborregados por las religiones al uso y la alienación mediática, con la que nos proporcionan al pueblo únicamente basura para que no crezcamos espiritualmente.

El futuro es cosa nuestra y no de ningún dios extra mundano. Así que si queréis que consigamos un futuro más digno de ser vivido para nuestra descendencia y un mejor presente para nosotros, tendremos que querer los medios y no limitarnos a soñarlo (por delegar su consecución en la burla y/o estupidez que supone la democracia parlamentaria al uso). Y además deberemos querer conservarlo sin volver a delegar jamás en "cuerpos especiales" de ningún tipo que lo hagan, ya que como cosa nuestra deberemos estar al tanto de nuestros intereses políticos para que nunca jamás nos vuelvan a idiotizar a fin de vulnerarlos ningún tipo de fascistas en su pro.

Como humanista,
os entrego...
"Mi guía"
guía para la liberación del ente popular
Iglesia de Liberación
de fiesta y luz
Serviría para rendir culto
a una sociedad de derecho auténtica
Serviría para reconstruir al ente popular
de-construido por los fascistas durante dos milenios
Para la liberación definitiva del ser
Para preparar a una humanidad futura capaz de defender,
con conocimiento de causa,
una sociedad de derecho libre de parásitos
Para hacer de la humanidad futura gente espiritualmente..
..libre
que no servirá,
ni a más amos,
ni a sus crías.
Son muy “Cucos” estos fascistas..
el “Cuco” es el grande y astuto pájaro que hace que a él y sus crías
los alimenten y engorden las pequeñas e ingenuas avecillas
..y debemos decirles basta, muy seriamente.
Se regiría por un calendario festivo plagado de mitos informativos,
que implicarían verdades a que se llega a través de la razón madura
(de la ciencia)

Os doy con gusto mi guía escrita
Aunque también me ofrezco para lideraros
"Filósofo autodidacto - Orientador Político Antifascista"

martes, 7 de junio de 2011

Otro futuro, es posible y deseable


Otro futuro es posible, pero se deben querer los medios para realizarlo, porque al modo de Juan el soñador de la justicia y demás cosas bonitas no van a permitir que lo logremos los católicos en el sentido universal del término. Me refiero a aquellos que sirviéndose de las religiones amansan a los pueblos a fin de trasquilarnos con toda impunidad. Los mismos que sirviéndose asimismo del poder mediático, nos mantienen al margen del debate por el que deberíamos objetivar la diversa problemática política, que ellos se permiten manipular a su antojo a fin de volverla irresoluble y así facilitarse el poder perpetuar el orden de cosas (statu quo) en el que tan bien les va a los católicos de todo el mundo, a costa de nosotros los pueblos por ellos infantilizados y consiguientemente disminuidos a tales efectos.

Cada vez somos más los usuarios de sistemas operativos alternativos al Windows (Ubuntu como el más popular), conscientes de que los "Microsoft Corporation", con su mercantilismo a ultranza, nos hacen malgastar innecesaria y abusivamente, a todos y cada uno de los usuarios informáticos, enormes cantidades de tiempo (en configuraciones, actualizaciones, reparación de problemas...) y de recursos (fundamentalmente energéticos para la fabricación como para la utilización de componentes eléctricos, electrónicos, electromecánicos y mecánicos; con sus cables, gabinetes o cajas, periféricos de todo tipo y demás elementos físicos de las computadoras).
  • Paradójicamente e inadmisiblemente, se enriquecen por los más diversos procedimientos abusivos (incluso corrompiendo con prebendas seudo-benéficas a políticos que nos habían prometido cambios al respecto, para que en base a esas "donaciones", notificadas mediante depósitos mediáticos domesticadores, estos falsos representantes justifiquen de forma más subliminal que explícita sus incumplimientos).
  • Por tanto apoyados más o menos arteramente desde la Administración por nuestros supuestos representantes políticos, que fingen estar trabajando por y para el pueblo, cuando en realidad apuntalan cuanto pueden el sistema capitalista por todo tipo de procedimientos abusivos (golpeándonos mediante el poder militar cuando no surte efecto el engaño y/o la manipulación mediante el juego seudo-democrático: por el que nos mangonean privatizando lo que no es de ellos; percibiendo ingresos desmesurados: pese a sus incumplimientos desde los más diversos ámbitos institucionales; formándose todos ellos sobre la base de lo aportado por el resto social: al que después ningunean explotándonos de forma insolidaria; dejándose corromper por todo tipo de prebendas: a fin de rentabilizar el incumplimiento de sus promesas electorales de cara al pueblo infantilizado e indefenso; etc.).

Propician por todos los medios de que se fueron apropiando de forma abusiva a costa del resto de la ciudadanía, que existan diferencias cada vez mayores (tanto en la repartición del capital que acapararon para sí en sus diversas formas, como con respecto a la cultura o formación superiores que nos vetan dificultándonos el accederla para así someternos más fácilmente a labores inferiores en su pro). Para ello crean todo tipo de basura mediática que sí nos posibilitan a fin de alienarnos, y elaboran contra la mayoría leyes inadmisibles como la “Ley Sinde”: Cuando por el contrario se nos debe facilitar el acceso a la cultura cimentada sobre el trabajo ciudadano de base, a quienes paradójicamente se nos recorta la igualdad de oportunidades y la libertad todo lo posible para mayor beneficio de los poderosos por el sistema capitalista, que acaparan incluso el acceso a lo que sea realmente de interés positivo gracias precisamente al resto por ellos esclavizado, creando desigualdades abusivas e inadmisibles.

Es por ello que procede y deberíamos: Instituir una Universidad telemática abierta y un Internet de calidad, de que hablo ampliamente en <La "Universidad Telemática" que procede>: a fin de poner a libre disposición de la ciudadanía todo tipo de productos culturales con un valor suficiente y por ello cierto, y quemar la basura que estas mafias crearon para alienarnos a nosotros y nuestra descendencia de nuestros intereses políticos: Al modo en que se hace con los "Ninots" en las más diversas fallas como la de Valencia. Y si alguno protestase en nombre de esa falsa libertad por la que se privilegian entre ellos en detrimento del resto de la ciudadanía, hacerle "comer" (en privación de libertad perpetua para escarmiento de la posteridad), todo lo que telebasura y demás porquería mediática se creó hasta la fecha, medicando así a los fascistas con la porquería que crearon y siguen creando para alienarnos al pueblo de nuestros intereses políticos.

El sistema capitalista, con su mercantilismo y problemas ecológicos inherentes al consumismo disparatado que le es inherente (de productos no saludables muchas veces, o de calidad insuficiente o fácilmente perecederos), basado en gran medida en necesidades ficticias de todo tipo artificialmente creadas, está en total y absoluta contradicción a la necesidad de preservar lo que nos queda de ecología o medio ambiente en la solidaridad para con cadenas de generaciones futuras. Se contrapone asimismo a la necesidad que tenemos de seguridad de vida y libertad para nosotros y nuestra descendencia (que no únicamente la libertad y seguridad de vida de quienes acumulan para sí y sus retoños el producto de nuestros esfuerzos, en forma de capital, medios de producción, servicios, etc.). Implica toda una falsa economía, como por ejemplo la que supone transportar innecesariamente bienes de consumo hasta lugares en los que se producen o se pueden y deberían producir esos mismos bienes, y viceversa. El sistema capitalista está en contradicción con las necesidades sociales de las mayorías y de dicha solidaridad para con cadenas de generaciones, necesidades de todo tipo que, desatendidas por nuestros sólo supuestos y muy arteros representantes políticos (que se cuidan excesivamente de sus intereses materiales a costa del resto social, de forma totalmente inmerecida debido al incumplimiento sistemático de sus promesas electorales más diversas), nos acarreó entre otros males lo que los científicos nos prevenían hace alrededor de 30 años sobre el cambio climático.
  • Y mientras la mera e irrelevante humanidad continuó inmersa en una orgía de estupidez o cachondeos. Tanto futbolísticos, como los debidos al marujeo por maricones y marujas mediáticos y demás comparsas en clave de histéricos, o a la charlatanería de los “loros” mediáticos al servicio del sistema capitalista: Que se creen superiores a la gente del pueblo llano y sin dobleces, en su repugnante listeza de obscurantistas con que tratan de mantenernos al pueblo al margen de nuestros intereses políticos por mor de la alienación de todo tipo. Sin percatarse de que por esos procedimientos con que facilitan el esclavizarnos a los demás, están impidiendo un futuro de belleza y bienestar generales inconmensurable, quienes no pasan de ser ellos mismos meros esclavos lameculos de un sistema inicuo incluso para con ellos, que a cambio obtienen poco más que migajas.

Por contraposición cabe y debe imponérseles una economía real, para la vida de todos. (Que no de mercado para el enriquecimiento de la mafia fascista que nos domina por la fuerza, el terror y la manipulación; que jamás pensó humanísticamente sino especulando con fríos ojos sin vida en cómo acumular para sí todo el capital posible, en sus diversas formas). Y ello en el marco de una organización superior para la vida de todos, que acabe con el partidismo al uso, con la miserable pequeñez y división antieconómicas que nos hacen padecer en la actualidad toda una serie de intereses partidistas en realidad espurios al interés general. Para ello está indicada la objetivación por el debate de la diversa problemática que nos afecta a las mayorías y la solución de ésta por el buen gobierno: Por la política entendida como el arte de hacer posible lo más conveniente, pero para las mayorías y no para todos esos farsantes que actualmente nos mangonean en el marco de esta inmensa trampa fascista desde todas las perspectivas sociales. El futuro es en enorme medida telemático y debería considerarse por nosotros delito muy grave en contra nuestra el hecho real (que no pintado al modo de muchas sentencias judiciales) de dificultarnos la tecnología y las libertades posibles a través de ella, tal y como se está haciendo actualmente desde "El poder" en sus diversas formas, mediante todo tipo de incumplimientos. (Tal y como ya dije, nuestro erario publico, no surte por lo que pagamos, debido a la indubitable y generalizada corrupción institucional que padecemos.)

Deberían de considerarse por nosotros como delitos muy graves hechos diversos. Como el que los fascistas, acaparadores del poder económico en todas sus formas, si no trabajamos para enriquecerlos nos impidan poder disfrutar de los bienes y servicios que nosotros como pueblo creador hemos creado. Como el que los burladores poderes político y mediático nos traicionen por miserables prebendas a quienes somos realmente el pueblo (aunque perdida nuestra soberanía popular por causa de nuestros parásitos). Como que el poder militar preste sus servicios al capital a fin de golpearnos una y otra vez si pretendemos liberarnos. Como que el judicial permita que se nos vulneren a modo de constante histórica (sistemáticamente), derechos mínimos como los que se pretendían con la Constitución española de 1978. Así como que II.PP. se utilice por todos ellos a modo de negocio particular, en connivencia audiencias provinciales, jueces de vigilancia y responsables de II.PP. (Utilizan sistemáticamente de la Manipulación documental, figura de delito penal, por la se permiten usar de las instituciones públicas a modo de negocio particular para el enriquecimiento ilícito, corrompiendo así nuestra pretendida sociedad de derechos: Cual se podría poner en evidencia con solo poner en contacto diario y directo a los internos con sus familiares y visitadores diversos, habilitados para dar a luz lo que allí sucede desde el marco de un "Observatorio Nacional de Prisiones".)

Se puede demostrar, sino no lo diría, aunque sé que corro grave riesgo de que me criminalicen por ello y, consecuentemente, prevariquen para quitarme del medio por algún procedimiento seudo-legal. En última instancia al modo en que la mafia católico-fascista asesinó terroríficamente a millones de personas inteligentes y no maleables como yo lo soy. Con motivo de la última cruzada dirigida no contra el rico Oriente, sino contra nosotros gente del pueblo que no quieren libre, a día de hoy todavía se impide la investigación de los crímenes del franquismo. En la "Edad media" lo hicieron sirviéndose criminalmente para someternos de los "hombres" de Iglesia (recuérdese la quema de herejes, caza de brujas por millones, etc., con que se quitaron del medio a los mejores y así poder delinquir impunemente en contra nuestra en esta larga actualidad de dos milenios, a fin de poder seguir explotándonos como a borreguitos que no balan siquiera cuando se los trasquila o degüella). Nos quieren únicamente para exprimirnos en lo posible.
  • Por mucho que se les hiciera por el pueblo a estos criminales farsantes: al modo por ejemplo de los bolcheviques en Rusia, jamás pagarían todo el daño que nos causaron y causan. Dicho sea aunque yo no preconice venganza alguna, sino mucho mejor un borrón y cuenta nueva que facilite nuestra victoria, y sólo ajusticiar muy cruelmente, eso sí a quienes no se sometan dócilmente a nuestros intereses. (Si a los enemigos se preconizase ajusticiarlos, se van a defender aunque se sepan perdidos. Si por el contrario se les preconiza magnanimidad y se les cumple al modo del inteligentísimo Julio César, no se resistirán de igual forma, aunque tampoco es de esperar que se vayan a entregar fácilmente "a priori" si no se les apreta convenientemente.)

domingo, 5 de junio de 2011

Mejor sin amos de lo nuestro, parásitos

Nos pasan el tópico de la crisis cuando la mayor parte de la población deberíamos poder disfrutar libremente de todo tipo de servicios y bienes de consumo, existentes gracias al esfuerzo del pueblo creador. Pero como somos esclavos por el sistema capitalista de quienes tienen en su poder los diversos medios de que se fueron apropiando abusivamente para su beneficio, en detrimento del resto social que a modo de esclavos y consumistas tenemos que trabajar para engordarles, sumisa y borreguilmente los acatamos como amos de lo nuestro. Y además también les servimos de miserable carne de cañón para sus guerras, llevadas a cabo incluso faltándole al respeto a la voluntad popular mayoritaria expresada en manifestaciones multitudinarias por todo el planeta.

  • Todo cuanto poseen es nuestro, pues cuanto tienen lo mordieron con dientes robados. Ni siquiera los "dientes" son de ellos, ya que incluso los criminales y golpistas de que se surten en todo tiempo para los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, son posibles solamente a nuestras expensas. Consiguientemente se les debería obligar a que devuelvan todo al pueblo, excepto el dinero que debería desaparecer del marco social: Para acabar así de la forma más suave y racional de entre las posibles con la corrupción de la sociedad de derechos futura más procedente para el pueblo y nuestra descendencia, por mucho que con sus criminales hechos se puedan volver a oponer a ella los católico-fascistas.
  • Y para el supuesto de querer mantener el factor moneda (cosa a todas luces contraproducente por lo ya expuesto, e innecesario en la era telemática que vivimos), deberíamos recuperar el dinero que acumularon a nuestra costa (ya que es nuestro), para configurarnos con ese producto de nuestro trabajo de que se habían enseñoreado estas mafias, una renta básica o ingreso mínimo de ciudadanía para nuestros hijos (y por extensión, claro está, para cualquiera por el mero hecho de haber nacido. Para que todos nazcan por así decirlo como con un pan bajo el brazo, y ya en la edad de prestar servicios al resto social tener derecho a mayores niveles de vida si es que no quieren comerse ese “pan” en la puta calle). Y trabajar a partir de cuanto antes para el bienestar y seguridad nuestros y de nuestra descendencia, en vez de para la mafia católica y sus retoños.
  • Por tanto procede otra banca, nacionalizada, para el control de la asignación de bienes y servicios acordemente a las prestaciones de cada cual al resto social (según mi tesis). Así como la devolución al pueblo de eléctricas, telefónicas, grandes superficies y servicios indebidamente privatizados. Entiendo que deben devolvérnoslos de buen grado a los que sin duda somos el propietario natural, nosotros el pueblo soberano, que sino deberíamos enseñorearnos de todo ello como un hecho de plena justicia.

      Alimentamos guerras incluso en contra de la voluntad popular mayoritaria expresada en manifestaciones multitudinarias por todo el planeta. Las Cruzadas en contra del rico Oriente (para las que se sirvieron de cabras, gansos y cruzados mentecatos), al igual que la reciente Guerra de Irak, fueron piratería superior con fondos del erario público, usando de alienada carne de cañón como brazos ejecutores de sus crímenes, de la que intentarán servirse nuevamente incluso en contra de ellos mismos por medio de guerras fratricidas (ya que su interés, no deja de ser nuestro propio interés como pueblo bajo que somos). Miserable y cobarde carne de cañón incapaz de desobedecer a los fascistas incluso cuando los mandan en contra de su propia gente. Pero precisamente por ser parte de nosotros estos miserables, habrá que obligarlos a que obedezcan a sus propios intereses (que son nuestros intereses como pueblo libre y soberano que deberemos llegar a ser), desobedeciendo para ello a los fascistas que tratarán de seguir mangoneándonos. Otro ejemplo histórico de piratería superior por la mafia católica de Occidente, lo tenemos en la artera guerra del opio por la que la República Popular de China hubo de ceder hacia 1841 Hong Kong a los anglosajones (a la corona británica). Un continuum que dura, obra, se hace o se extiende sin interrupción, como puede verse en los hechos de los guardianes del orden capitalista de Occidente los anglosajones (esta vez norteamericanos), que desde que los alemanes perdieron la segunda guerra mundial hicieron multitud de guerras coloniales usando de nosotros a modo de estúpida carne de cañón y de fondos del erario público salidos de nuestros lomos. (Creo que van más de 32 guerras coloniales que no son sino que piratería y más piratería por la mafia católica de Occidente.) Véanse a continuación veintitrés (23) de las guerras colonialistas que realizaron aquellos que asesinaron a John F. Kennedy, porque queriendo estar a la altura de su responsabilidad se proponía realizar cambios a fin de que la política sirviese al gobierno efectivo y no meramente aparente de la cosa pública (según su discurso de 17/04/1961). Para evitarlos y seguir pirateando por el mundo lo asesinaron los dragones guardianes del "Statu quo". En relación con esta problemática se consideró por entendidos como a la "Trinidad del mal" al Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional y Organización Mundial del Comercio ya que, siendo el trasfondo de las más diversas guerras siempre el económico: ¿Quienes sino "El Capital" iba a estar detrás de ellas? El Proyecto Matriz - Episodio 3 / Kennedy JFK (57:11)
      • Guatemala 1954, Irán 1955, Líbano 1956-57, Haití 1958-59, Cuba 1960, Laos 1961, Tailandia 1963, Vietnam 1964-65, Congo 1966-67, Rep. Dominicana 1968-69, Indonesia 1970-71, Camboya 1972-73, Chile 1974, Angola 1975, Irak 1976, Sudán 1976-77, Yugoslavia 1977, Afganistán 1978, Yemen 1979, Filipinas 2000, Colombia 2001, Irak 2002 (etc.), Liberia 2003-04...

      Todos esos falsos populares que desde el poder político propician que se nos parasite a los de abajo por los católicos de todo el planeta, en su mayor parte juristas que se las dan de demócratas o republicanos por allá, y por acá o acullá de comunistas, socialistas o "populares", lo hacen en su voluntad de perpetuar el sistema capitalista con sus amos parasitarios y a ellos como comparsas privilegiados asimismo parasitarios en el sistema. Y en vez de resolver problemas nos los crean graves y de todo tipo, confiados en la impunidad que se confieren entre sí y en la pusilanimidad del pueblo por la alienación y consecuente inmadurez en que nos sumieron.

      Parece que aquellos pocos de nuestros supuestos representantes políticos que fueron a las universidades a estudiar ciencias políticas, lo hicieran para averiguar la mejor forma de burlar las inalienables expectativas populares, legislatura tras legislatura y generación tras generación, con la clara intención de perpetuar sus burlas corrompiendo con ello un sistema político que si no fuese por estos parásitos podría servirnos suficientemente. Pese a que el dinero como facilitador del usufructo e intercambio de todo tipo de bienes y servicios, ya no convenga a los intereses del pueblo y sea prescindible gracias a la telemática debida al desarrollo tecnológico a que hemos llegado. Pues el dinero siempre será el principal factor que alimente la corrupción, si no nos decidimos a eliminarlo del marco social imponiendo un sistema similar al que preconizo con mis propuestas políticas.

      Tenemos toda una pléyade de parásitos burladores de nuestro derecho a la plena libertad (ya que no cabe conformarse con sólo esos derechos mínimos que se pretendían con la "Ley fundamental", "Carta magna" o "Constitución española" de 1978. Y no hay por qué aceptar rebajas por ellos de nuestro derecho a la igualdad social (o libertad si lo prefieren). Máxime si tenemos en consideración que si aprendemos a querer los medios (porque aprendamos a pensar como estadistas, saliendo de la obscuridad sin "banderolas" de ningún tipo con que se nos quiera conducir por esta mafia a fin de frenarnos), podremos someter fácilmente a estos parásitos a nuestra voluntad. Tenemos que ser nosotros quienes les sometamos a ellos a una sociedad de derechos en la que cada cual tenga calidad de vida en función de sus merecimientos (o prestaciones para con el resto social). Para el logro del estado de cosas que a nosotros interese, deberemos querer los medios pensando como estadistas y, consecuentemente, también querer servir de puentes hacia una humanidad muy superior a la actual (disminuida por retrasos irrecuperables por mor de la alienación de todo tipo por la que, los católicos de las diversas naciones: en el sentido universal del término, deconstruyeron al ente popular durante milenios. Por el cristianismo los judíos, católicos, protestantes y el Islam; otros por el budismo, etc., amansando cada cual a su manera a la humanidad a fin de podernos explotar impunemente). De ahí la iglesia de liberación que preconizo, como institución fundamental para la formación superior de la humanidad futura.


      Procede, por una parte imponer el desarme de los ejércitos de todas las naciones, y por otra el rearme doctrinal y bélico del ente popular universal con armas de las más alta tecnología actual para uso individual (similarmente a como las tuvimos en los mejores tiempos de griegos y romanos), que nos ponga en disposición de defender, con conocimiento de causa, la sociedad de derecho mundial más auténtica de entre las posibles, por nosotros mismos. (Sin delegar para su defensa ni en carne de cañón ni en perros guardianes que después nos apalean o incluso nos matan si así se lo ordena la jefatura fascista al uso.) La jefatura del Estado no debe recaer en ninguna monarquía (y menos aún católica), sino que el pueblo debe obedecer únicamente a jefes por él reconocidos, porque nosotros los queramos y respetemos y por lo tanto asumamos y elijamos (y sólo de ahí debe brotar la jefatura del Estado). Y si algún otro jefe fascista al uso pretendiese darnos órdenes, procedería matarlo directamente y preguntar después si hay algún otro desconocido que se atreva a querer someternos a su voluntad en dicho sentido. Pero debido a que somos vil carne de cañón, nacidos en el no pensar y en la obediencia y en ello nos mantienen por todo tipo de alienación y humillaciones, podemos ver bochornosos vídeos como el siguiente en que, una larga fila de jóvenes reclutas permite que los ostien dos putos veteranos, como si de borregos se tratara, sin reaccionar marcialmente ante el hecho: Novatada militar con agresiones físicas

      Nos convierten en borregos y ovejas, en soldados de mierda. Cuando por contraposición a la cobardía de ese tipo de borregotes en que nos convierten sistemáticamente las mafias fascistas (para mantenernos sumisos esclavos de sus intereses), procedería que se nos convirtiese en guerreros libres y en disposición de defender, virilmente, tanto nuestra propia honra u honor y libertad en cualquier situación, como el tipo de sociedad que nos convenga (consiguientemente también la que convenga a nuestra descendencia), y no la que quieran imponernos los fascistas disfrazados de gente bien, o sirviéndose de dragones de todo tipo que nos impongan doctrina y obediencia a su conveniencia, porque nacieron en el arte de mandarnos para beneficio de ellos: Que tienen todo tipo de seguridad a nuestra costa, pero que llegan a jefes sin que nosotros los elijamos.

      Cuando arriba hablo de la sociedad de derecho mundial más auténtica de entre las posibles, no me refiero por supuesto a otra nueva ONU, con funcionarios encerrados como en una aséptica campana de cristal, vistiendo trajes de un cuarto de millón de las antiguas pesetas, comparsas lameculos del poder hegemónico en Occidente (los putos anglosajones de Norteamérica y su inadmisible derecho de veto). Sino a que nuestro mundo actualmente "desparramado" en naciones, sea unido por una sola y la mejor constitución para la libertad real del pueblo, y los códigos en derecho penal, civil, mercantil, militar, etc. que se estimasen oportunos a efectos de lograr que la humanidad futura pueda regirse por la mejor normativa de entre las posibles. Y no limitarse a liberar a alguna que otra nación a modo de isla similar a la Cuba liberada por el socialismo, a la que fácilmente se la pueda aislar y bloquear a fin de tratar de hacerla caer nuevamente bajo el dominio del fascismo (del sistema capitalista: por la penuria y la propaganda partidista que fomente el descontento de sus gentes con todo tipo de invenciones), como si el sistema capitalista fuese el más idóneo para regirnos al pueblo, cuando en realidad lo es para beneficio de los poderosos que nos parasitan por un sistema inicuo que impide el logro de una sociedad de derechos auténtica y realmente social: Donde el consumismo absurdo y disparatado, donde el libertinaje o falsa libertad que éste conlleva, donde la inseguridad de vida para los de abajo, no sean la tónica.

        jueves, 2 de junio de 2011

        Por qué no procede el capitalismo

        Asumir que estamos en crisis cuando la mayor parte de la población tenemos prácticamente de todo tipo de servicios y bienes de consumo, es asumir que somos esclavos por el sistema capitalista de quienes tienen en su poder los diversos medios de que se fueron apropiando abusivamente para su beneficio, en detrimento del resto social que a modo de esclavos y consumistas tenemos que trabajar engordarles.
        • Asumimos que somos esclavos por el sistema capitalista cuando, gracias al desarrollo de técnicas productivas que nos descargan de trabajos groseros y nos posibilitan crear sin mayores esfuerzos productos altamente refinados, aceptamos que se nos pase el tópico de la crisis.
        • Cuando, consiguientemente, ya no se puede seguir produciendo como míseros asalariados al ritmo anterior y por ello se nos impide todavía más el derecho al bienestar y a la vida digna.
        • Cuando, sometidos a una paz larga e indigna, a una esclavitud impuesta por los franquistas a efectos enriquecerse a nuestra costa como lo han hecho, aceptamos su tópico de estamos en crisis y permitimos que se nos niegue por su puto sistema capitalista ese derecho que debería ser inalienable al bienestar y a la vida digna.

        Definamos las formas de "el poder", del que se apropiaron los católicos a efectos de mantenernos esclavos, de ellos y de sus cachorros, por el sistema capitalista: Poder económico (incluidos los medios de producción y servicios), poder político, poder judicial, poder militar y poder mediático. Los pilares en que se asienta "el poder" son, los ayuntamientos, las magistraturas fijas como movibles, la iglesia y la administración (de la miseria para con nosotros la gente de abajo).

        Y cuando ya no es ni volverá a ser posible seguir produciendo al mismo ritmo para engordarles, en su voluntad de mantenernos alienados por todo tipo de obscurantismo y quedarse ellos con todo lo nuestro de que se apropiaron repito que abusivamente, nos pasan al resto social el tópico de la crisis (pero guardándose muy mucho de definirla) y al que le toque sufrir las consecuencias de la falta de política social adecuada para con el pueblo real por todos esos falsos populares del poder: que en realidad están usando de las naciones a modo de feudos para su beneficio (como si fuesen señores feudales), se le deja en el desamparo sin la menor intención de remediar los problemas desde la raíz a fin de que todos podamos disfrutar de un merecido bienestar y seguridad de vida, ya que ello implicaría un cambio de sistema que les igualaría en gran medida al resto social y eso claramente no les interesa a estos cucos (el cuco es el grande y astuto pájaro que hace que a él y a sus crías los alimenten y engorden las pequeñas e ingenuas avecillas).

        Viven de la corrupción de la sociedad de derechos que querían y estaban elaborando para nosotros nuestros nobles antepasados greco-latinos antes del advenimiento de la mafia católica, ellos como sus comparsas lameculos que les secundan en la preservación del statu quo. Todos ellos prevaricadores y golpistas cuando el pueblo no traga por el juego seudo-democrático por el que burlan nuestras expectativas realmente populares: Legislatura tras legislatura y generación tras generación, en clara voluntad de perpetuar el sistema por el que viven a costa del sometimiento del pueblo por sus malas artes.
        • Se aprovechan del infantilismo y desamparo en que se nos mantiene por la alienación de nuestros intereses políticos a efectos de que ni siquiera sepamos cómo debemos defendernos: Desunidos por técnicas diversas, acobardados por la política del miedo que tan bien se les da, como por sus reiterados golpes fratricidas, incluida esa forma de terrorismo psicológico que son las religiones de cara a los inmaduros, o por sus argumentos de que sin ellos nada puede funcionar adecuadamente porque los demás no estamos preparados, etc.
        • Y seguirán explotando todo esto mientras que no nos unamos decididos a hacernos respetar, según una doctrina favorable a una sociedad de derechos auténtica. Seguirán explotándonos mientras que no convirtamos al pueblo en un poder fáctico (equivale a decir de hecho), con capacidad para escindir en dos la historia de la humanidad y comenzar una última y definitiva era anticristiana para nuestro beneficio: En vez de esclavizados por esos falsos cristianos que son los católicos, que se limitan a fingir creer en lo que no creen a fin inducir a otros a asumir, e incluso a respetar (como si fuesen respetables) tales creencias o invenciones.
        • Se debe respetar únicamente lo respetable, pero ni remotamente a los parásitos, cuentistas y terroristas: disfrazados de angelitos o golpistas, y no debemos doblegarnos ni siquiera por el terror –bélico o psicológico– como el que puedan infundir con sus comunicados religiosos o mediáticos, con sus hogueras o cruces si se decidieran a intentar algo así nuevamente, o con la violencia de estado de la que no se privan sirviéndose de perros falderos o de cobarde y borreguil carne de cañón contra nosotros (su forma moderna de imponerse).

        El pueblo necesita de un rearme doctrinal y bélico, que lo capacite para hacerse respetar y defender por sí mismo una sociedad de derechos libre del parasitismo o corrupción fascista (con conocimiento de causa para no cometer las barbaridades que se dice cometieron los bolcheviques en Rusia, haciendo de aquello un horrendo remolino de venganzas, aunque en parte de seguro que se lo buscaron quienes con anterioridad habían abusado de ellos). Y debe lograrse impartiendo un "quatum" de derecho constitucional muy básico (embrionario) desde la más tierna infancia (en vez de haciendo a los niños cantar maestros fascistas en las escuelas el cara al sol o rezando el padrenuestro, ¡Cabrones!), e intensivamente por medio de una iglesia de liberación alternativa a las religiones por las que hasta la actualidad nos estuvieron amansando a los pueblos del mundo a fin explotarnos impunemente: Con sus moralinas y predicando intervenciones mágicas o divinas sobre las cosas humanas, a fin de que esperándolas infantilizados e incluso aterrorizados por sus engañosas y terroristas prédicas favorables a la paz borreguil, conseguir que pase el tiempo sin cambios efectivos o reales y así poder mantener más fácilmente el orden de cosas establecido para su beneficio, en el que tan bien les va a los fascistas y sus dragones guardianes del "Statu quo" a nuestra costa.
        • Por contraposición, nuestra doctrina debe ser para ponernos en disposición de defender: con conocimiento de causa, el tipo de sociedad de derechos que quisieron para nosotros la nobleza antigua que nos legó el derecho romano para que, hecho efectivo y no permitiendo que judicatura alguna demorase la resolución de las causas como si tuviesen que estudiar las carreras (sin duda de que a fin de enriquecerse a costa de los litigantes con clara voluntad de hacer también ellos de las instituciones de justicia objeto de negocio particular), tuviésemos justicia efectiva (como quien paga al contado) y viviésemos en función de los merecimientos según las prestaciones de cada cual al resto social (los parásitos, sobran).

        Como es sabido, por mor de los dados en llamar buenos abogados se obtienen sentencias ridículas a cambio de todo tipo de graves delitos. (Pensando en buena lógica, además de lo que ya sé por haber estado largos años penando una sentencia abusiva, lo que en realidad se cuece y no sale a la luz por la radical opacidad del tema penitenciario de cara al resto social –al que alienan de éste y demás temas políticos usando a la conveniencia de ellos del poder mediático como del religioso–, es que a cambio de fuertes sumas de dinero sobre las mesas de los más diversos tribunales sentenciadores [prebendas, tráfico de influencias y similares], magistrado presidente, magistrados y fiscal pintan hechos en vez de juzgarlos o, cuando no, simplemente los dejan prescribir sin duda que gracias a la mediación de fuertes intereses o simplemente al botín que se reparten cuando de graves delitos económicos se trata.)
        • Por el poder mediático e Internet como medio para la información, pero fundamentalmente por el estudio de la historia, se sabe de multitud de prevaricaciones judiciales históricas realizadas con total impunidad. Pero posiblemente no de la manipulación documental sistemática que se da por los más diversos centros penitenciarios, a fin de retener en ellos indebidamente a la gente más humilde (o de liberar a la más poderosa indebidamente, pintando a tales efectos a multireincidentes de angelitos, incluso reiteradamente). Si mal no se me informó, cada interno en prisiones le cuesta al erario público alrededor de cinco millones de las antiguas pesetas anuales (más que lo que ganan dos trabajadores sin cualificar). Pero como es para alimentar la corrupción por ellos de la sociedad de derechos, para los trabajadores no hay dinero y sí para que lo administre la zorra supuestamente al cuidado de las gallinas (así es imposible que los fondos del erario público surtan por lo que pagamos en ningún ámbito institucional). Si a los centros penitenciarios se fuese diariamente para hablar con los más diversos internos y controlar así lo que allí sucede (desde el marco de un "Observatorio de prisiones" controlado por el pueblo), o si viesen claramente lo que se nos hace a los que supuestamente vivimos en libertad (que es lo que trato de conseguir con mis trabajos) y tuviesen ustedes un poco de imaginación, se darían una idea cuando menos aproximada de lo que se les hace a los internos en prisión, hecho sobre el que por supuesto pienso volver por extenso en otro contexto más adecuado y así no extenderme aquí mucho más.
        • Ya para concluir, en esta otra viñeta les aclaro que, cualquier doctor en derecho puede y debería dictar sentencia en el momento que se le presentase a su consideración cualquier causa y, en un plazo de alrededor de 15 días, citar a las partes involucradas para efectuar posibles revisiones de sentencia en función de que, una vez consultados por las partes los pertinentes asesores legales e investigados los motivos de cualquier posible desacuerdo con la "sentencia a priori", aplicar los posibles eximentes, atenuantes o agravantes que en principio no se hubieren considerado a tales efectos (por haber delinquido los encausados en estado de enajenación mental como atenuante o eximente, ocultación del delito como agravante, etc.). Y que si a modo de constante histórica se demoran como se hace la resolución de las causas, no tiene otra explicación que lo es a fin de enriquecerse a costa de los litigantes a los que por este procedimiento "ablandan": La supuesta saturación de los juzgados no es sino que una excusa válida para justificar sus arteras demoras, tal y como se recoge en determinados asertos históricos, y cabe deducir en buena lógica (que no de lo que nos quieran hacer creer los interesados en que este orden de cosas no cambie, por motivos obvios).

        A mí me echarán los perros y no sé qué otras cosas harán o intentarán hacer. Pero si la humanidad aceptase mi guía política (que les participo en este foro), para salir de esta crisis sistémica hacia otro orden de cosas. Y consecuentemente aceptase servir de puente hacia otra humanidad futura muy superior a la actual (afectada por retrasos irrecuperables, por incapacidad para pensar como estadistas y en consecuencia saber querer los medios para someter a nuestra voluntad a quienes actualmente nos someten por los diversos medios engañosos y/o abusivos a la de ellos), nunca más volveríamos a padecer ninguna otra crisis. Yo estoy dispuesto, asimismo, a servirles de guía personalmente, tan grande en mis horas buenas como no es posible encontrar otro (no cuando estoy dormido ni en mis horas bajas, por supuesto: Ya que todos somos borricos y pollinas, ellas como nosotros y, en consecuencia, incluso los más sabios alguna que otra vez emitimos rebuznos).

        miércoles, 1 de junio de 2011

        Definiendo la crisis, que es sistémica

        Lo que denominan de crisis, es crisis sistémica. Lo que está en crisis (espero que irreversible porque el pueblo, a modo de gran y última decisión, así lo queramos), es el sistema capitalista. Se utilizó del concepto crisis a modo de tópico, eludiendo siempre el definirla de cara al pueblo que no piensa intelectualmente. La definiré yo y a ver si les convence:

        «Debido a una larga paz, la mayor parte de la población tenemos prácticamente de todo tipo de bienes de consumo y como además el trabajo afortunadamente nos lo hacen en enorme medida las máquinas, muchos trabajadores ya no podremos seguir laborando para que quienes se apoderaron de los medios de producción sigan vendiendo y engordando al ritmo anterior y nosotros comprando lo que buenamente podamos con sueldos de miseria. (Si es que se me concede considerar así al hecho de no ser ni siquiera mileuristas. Más del 60% de la masa trabajadora, durante la "bonanza" anterior a la supuesta crisis no sobrepasaba los 800 euros. Peor aún, pues se dice que ahora un porcentaje mucho mayor ya no llega a los 600 euros, ignoro si computando a los parados y lo que se suponga que estén percibiendo a modo de miseras pagas asistenciales).

        »Y como trabajábamos para enriquecer a nuestros parásitos y estos acapararon responsabilidades institucionales (que incumplen en gran medida todos ellos, pese a no estar mal remunerados), honores y sobremanera riquezas de todo tipo (como son las titulaciones bien pagadas aunque incumplidas, la moneda y diversos medios de producción), ahora se nos pasa por ellos el tópico de la "crisis".

        »Y si se les pone en las bolinas mandarnos a la puta calle y que en ella nos comamos malvendido lo que cada cual haya conseguido para sí, después de haber engordado a nuestros amos capitalistas con trabajos mal pagados y la impunidad para todo tipo de burlas institucionales y latrocinios (como por ejemplo el latrocinio de la burbuja inmobiliaria, por el que cobraron cuando menos 5 ó 6 veces por encima del valor de algo ya de por sí tan caro como lo es la vivienda), pues a la puta calle y sin política asistencial adecuada por parte de los legisladores y la judicatura a cargo del gobierno de las leyes: Que los políticos elaboran traicionando nuestros intereses y ellos administran interpretándolas como mejor les place, en connivencia con la pléyade de leguleyos que median indebidamente entre el usuario de justicia y esos dioses en su olimpo particular que son la judicatura. Con sus artes propiciaron y pretenden seguir propiciando todos ellos esta insolidaridad y consiguiente esclavitud que aquí defino.

        »Nos pasan el tópico de la crisis pero sin jamás definirla en qué consiste (no vaya a ser que despertemos del sueño en que nos tienen sumidos) y nos dejan inmisericordemente en el desamparo e inseguridad al resto social por ellos esclavizado. Son unos hermanos mayores horribles, y no les debemos mayores consideraciones. Por tanto debemos ir al cambio de sistema político, que preconizo, para acabar suave y racionalmente con este tipo de parasitismo fascista».


        *          *
        *

        Sacerdotalmente nos esclavizaron usando de las más diversas religiones a fin de someternos por la manipulación que implica el terror religioso o por el terror ante sus crímenes (para lo que unos plantaron cruces y otros encendieron hogueras a fin de obligarnos a "tragar" por su obscurantismo dogmático, tanto contra Jesús el pueblo judío, como los occidentales contra gentes venerables como el acertadamente panteísta Giordano Bruno, Miguel Servet y Galileo Galilei, por no traer aquí las desmesuras que utilizaron para apoderarse de las tierras de los indígenas sudamericanos y someterlos a esclavitud también a ellos hace 500 años. Formas mucho más suaves y racionales de imponer religiones se dieron por Oriente, pero los occidentales siempre las prefirieron más drásticas, tanto para imponerse a nosotros como para robarles las tierras y apagar sus mitos luminosos a los indígenas americanos.) Y cuando los occidentales no quisimos seguir "tragando" por su basura, nos golpearon militarmente ante la complacencia de la mafia eclesiástica, que jamás condenaron sus propios hechos ni los de sus colegas católicos. Saben hacer muy bien sus cálculos la mafia católica, motivo por el que recientemente descabezaron a la Argentina de librepensadores, ante el silencio del pueblo cagón que, al modo de los gusanos para que no les pisen, se arrugó ante el crimen contra sus mejores hermanos y posibles baluartes de haberlos apoyado y protegido debidamente. Que se jodan, por cagones.
        • Pero después el pueblo argentino pagó su cobardía e insolidaridad con la burla de "El Corralito", por el que tratándoles de borregos y ovejas les llevaron sus dineros, sabedores los católicos de que un pueblo sumido en la indefensión después de que lo descabezaran dejándole sin baluartes y teniendo que "buscarse la vida" por haber quedado en la miseria, queda así invalidado para luchar por sociedades de derecho más altas que la que ya tenían. Que era una sociedad de derechos efectiva (lo que equivale a decir de hecho), superior a la que los españolitos pretendíamos con la Constitución de 1978. Que nuestra judicatura, en su mayor parte "conservadora" (eufemismo de fascista, dignos cachorros del heredado fascismo, mayoritarios en el poder judicial como en el resto de los poderes, gracias a que sirviéndose de cobarde carne de cañón nos ganaron también la cruzada franquista que nos impuso poco menos que otra nueva Inquisición), convirtió en una larga serie de derechos vulnerados, ante la indefensión del pueblo y el silencio y connivencia del sistemáticamente traicionero poder político y demás poderes seudo-sociales que padecemos los españolitos.
        • Otro ejemplo histórico de cobardía popular lo dio el pueblo judío, cuando los fascistas de allí sentenciaron a Cristo y lo obligaron a llevar a latigazos la cruz en que lo asesinaron, por dedicarse a objetivar pública y reiteradamente, usando de su sabiduría gnómica (a base de parábolas) lo falso e inconveniente de la organización sacerdotal por la que se les manipulaba esclavizándolos para beneficio abusivo de los fascistas judíos, que para más inri le dieron hiel y vinagre cuando moribundo y sediento les pidió de beber a sus perros guardianes. (Aquí, cuando nos manifestamos reivindicando justicia, suelen darnos garrotazos para apagarnos la luz.)

        Si el miserable pueblo judío y otros pueblos similares hubiesen sido realmente inteligentes, libres y en consecuencia valientes al modo de los heroicos griegos y romanos de los buenos tiempos, dominarían por orgullo o amor propio nuestros humanos temores a perder la integridad física o la vida (en pro de no perder la libertad e integridad moral, de que todo hombre que lo sea debería de hacer gala) y no hubieran permitido que se les sometiese por esos procedimientos a ellos y su descendencia, ahora con toda certeza no seríamos esclavos para que estos mafiosos tengan bienestar y seguridad de vida a nuestra costa (y se comerían ellos la basura que producen sistemáticamente a fin de mantenernos imbéciles). Si no existiese humanidad tan despreciable, hace ya mucho que nos hubiésemos puesto bravos obligándolos a devolver lo nuestro y nos hubiéramos sacudido el yugo (impuesto por los católicos con sus hogueras al inicio, después por los reyes católicos y posteriormente por los católicos del franquismo).

        De ahí mi tesis de que a la gente de las diversas naciones deberá unírsela como el general en la guerra, a fin de posicionarlos donde nos interese al pueblo: Para ganar la tierra para nosotros y no para los señalados mafiosos, cuyo interés está en mantenernos alienados de nuestros intereses políticos por el respeto a las más diversas opiniones de asnos como de manipuladores (ellos), y consecuentemente desunidos por ese y otros procedimientos (jurídicos, mediáticos, indebido respeto a las asnadas o tesis espurias al interés popular, etc.), que sería prolijo tratar aquí. Pero no duden que continuaré con esta labor filosófico-política, que entiendo como la más necesaria de todas para nuestra liberación y bienestar futuros.