martes, 7 de junio de 2011

Otro futuro, es posible y deseable


Otro futuro es posible, pero se deben querer los medios para realizarlo, porque al modo de Juan el soñador de la justicia y demás cosas bonitas no van a permitir que lo logremos los católicos en el sentido universal del término. Me refiero a aquellos que sirviéndose de las religiones amansan a los pueblos a fin de trasquilarnos con toda impunidad. Los mismos que sirviéndose asimismo del poder mediático, nos mantienen al margen del debate por el que deberíamos objetivar la diversa problemática política, que ellos se permiten manipular a su antojo a fin de volverla irresoluble y así facilitarse el poder perpetuar el orden de cosas (statu quo) en el que tan bien les va a los católicos de todo el mundo, a costa de nosotros los pueblos por ellos infantilizados y consiguientemente disminuidos a tales efectos.

Cada vez somos más los usuarios de sistemas operativos alternativos al Windows (Ubuntu como el más popular), conscientes de que los "Microsoft Corporation", con su mercantilismo a ultranza, nos hacen malgastar innecesaria y abusivamente, a todos y cada uno de los usuarios informáticos, enormes cantidades de tiempo (en configuraciones, actualizaciones, reparación de problemas...) y de recursos (fundamentalmente energéticos para la fabricación como para la utilización de componentes eléctricos, electrónicos, electromecánicos y mecánicos; con sus cables, gabinetes o cajas, periféricos de todo tipo y demás elementos físicos de las computadoras).
  • Paradójicamente e inadmisiblemente, se enriquecen por los más diversos procedimientos abusivos (incluso corrompiendo con prebendas seudo-benéficas a políticos que nos habían prometido cambios al respecto, para que en base a esas "donaciones", notificadas mediante depósitos mediáticos domesticadores, estos falsos representantes justifiquen de forma más subliminal que explícita sus incumplimientos).
  • Por tanto apoyados más o menos arteramente desde la Administración por nuestros supuestos representantes políticos, que fingen estar trabajando por y para el pueblo, cuando en realidad apuntalan cuanto pueden el sistema capitalista por todo tipo de procedimientos abusivos (golpeándonos mediante el poder militar cuando no surte efecto el engaño y/o la manipulación mediante el juego seudo-democrático: por el que nos mangonean privatizando lo que no es de ellos; percibiendo ingresos desmesurados: pese a sus incumplimientos desde los más diversos ámbitos institucionales; formándose todos ellos sobre la base de lo aportado por el resto social: al que después ningunean explotándonos de forma insolidaria; dejándose corromper por todo tipo de prebendas: a fin de rentabilizar el incumplimiento de sus promesas electorales de cara al pueblo infantilizado e indefenso; etc.).

Propician por todos los medios de que se fueron apropiando de forma abusiva a costa del resto de la ciudadanía, que existan diferencias cada vez mayores (tanto en la repartición del capital que acapararon para sí en sus diversas formas, como con respecto a la cultura o formación superiores que nos vetan dificultándonos el accederla para así someternos más fácilmente a labores inferiores en su pro). Para ello crean todo tipo de basura mediática que sí nos posibilitan a fin de alienarnos, y elaboran contra la mayoría leyes inadmisibles como la “Ley Sinde”: Cuando por el contrario se nos debe facilitar el acceso a la cultura cimentada sobre el trabajo ciudadano de base, a quienes paradójicamente se nos recorta la igualdad de oportunidades y la libertad todo lo posible para mayor beneficio de los poderosos por el sistema capitalista, que acaparan incluso el acceso a lo que sea realmente de interés positivo gracias precisamente al resto por ellos esclavizado, creando desigualdades abusivas e inadmisibles.

Es por ello que procede y deberíamos: Instituir una Universidad telemática abierta y un Internet de calidad, de que hablo ampliamente en <La "Universidad Telemática" que procede>: a fin de poner a libre disposición de la ciudadanía todo tipo de productos culturales con un valor suficiente y por ello cierto, y quemar la basura que estas mafias crearon para alienarnos a nosotros y nuestra descendencia de nuestros intereses políticos: Al modo en que se hace con los "Ninots" en las más diversas fallas como la de Valencia. Y si alguno protestase en nombre de esa falsa libertad por la que se privilegian entre ellos en detrimento del resto de la ciudadanía, hacerle "comer" (en privación de libertad perpetua para escarmiento de la posteridad), todo lo que telebasura y demás porquería mediática se creó hasta la fecha, medicando así a los fascistas con la porquería que crearon y siguen creando para alienarnos al pueblo de nuestros intereses políticos.

El sistema capitalista, con su mercantilismo y problemas ecológicos inherentes al consumismo disparatado que le es inherente (de productos no saludables muchas veces, o de calidad insuficiente o fácilmente perecederos), basado en gran medida en necesidades ficticias de todo tipo artificialmente creadas, está en total y absoluta contradicción a la necesidad de preservar lo que nos queda de ecología o medio ambiente en la solidaridad para con cadenas de generaciones futuras. Se contrapone asimismo a la necesidad que tenemos de seguridad de vida y libertad para nosotros y nuestra descendencia (que no únicamente la libertad y seguridad de vida de quienes acumulan para sí y sus retoños el producto de nuestros esfuerzos, en forma de capital, medios de producción, servicios, etc.). Implica toda una falsa economía, como por ejemplo la que supone transportar innecesariamente bienes de consumo hasta lugares en los que se producen o se pueden y deberían producir esos mismos bienes, y viceversa. El sistema capitalista está en contradicción con las necesidades sociales de las mayorías y de dicha solidaridad para con cadenas de generaciones, necesidades de todo tipo que, desatendidas por nuestros sólo supuestos y muy arteros representantes políticos (que se cuidan excesivamente de sus intereses materiales a costa del resto social, de forma totalmente inmerecida debido al incumplimiento sistemático de sus promesas electorales más diversas), nos acarreó entre otros males lo que los científicos nos prevenían hace alrededor de 30 años sobre el cambio climático.
  • Y mientras la mera e irrelevante humanidad continuó inmersa en una orgía de estupidez o cachondeos. Tanto futbolísticos, como los debidos al marujeo por maricones y marujas mediáticos y demás comparsas en clave de histéricos, o a la charlatanería de los “loros” mediáticos al servicio del sistema capitalista: Que se creen superiores a la gente del pueblo llano y sin dobleces, en su repugnante listeza de obscurantistas con que tratan de mantenernos al pueblo al margen de nuestros intereses políticos por mor de la alienación de todo tipo. Sin percatarse de que por esos procedimientos con que facilitan el esclavizarnos a los demás, están impidiendo un futuro de belleza y bienestar generales inconmensurable, quienes no pasan de ser ellos mismos meros esclavos lameculos de un sistema inicuo incluso para con ellos, que a cambio obtienen poco más que migajas.

Por contraposición cabe y debe imponérseles una economía real, para la vida de todos. (Que no de mercado para el enriquecimiento de la mafia fascista que nos domina por la fuerza, el terror y la manipulación; que jamás pensó humanísticamente sino especulando con fríos ojos sin vida en cómo acumular para sí todo el capital posible, en sus diversas formas). Y ello en el marco de una organización superior para la vida de todos, que acabe con el partidismo al uso, con la miserable pequeñez y división antieconómicas que nos hacen padecer en la actualidad toda una serie de intereses partidistas en realidad espurios al interés general. Para ello está indicada la objetivación por el debate de la diversa problemática que nos afecta a las mayorías y la solución de ésta por el buen gobierno: Por la política entendida como el arte de hacer posible lo más conveniente, pero para las mayorías y no para todos esos farsantes que actualmente nos mangonean en el marco de esta inmensa trampa fascista desde todas las perspectivas sociales. El futuro es en enorme medida telemático y debería considerarse por nosotros delito muy grave en contra nuestra el hecho real (que no pintado al modo de muchas sentencias judiciales) de dificultarnos la tecnología y las libertades posibles a través de ella, tal y como se está haciendo actualmente desde "El poder" en sus diversas formas, mediante todo tipo de incumplimientos. (Tal y como ya dije, nuestro erario publico, no surte por lo que pagamos, debido a la indubitable y generalizada corrupción institucional que padecemos.)

Deberían de considerarse por nosotros como delitos muy graves hechos diversos. Como el que los fascistas, acaparadores del poder económico en todas sus formas, si no trabajamos para enriquecerlos nos impidan poder disfrutar de los bienes y servicios que nosotros como pueblo creador hemos creado. Como el que los burladores poderes político y mediático nos traicionen por miserables prebendas a quienes somos realmente el pueblo (aunque perdida nuestra soberanía popular por causa de nuestros parásitos). Como que el poder militar preste sus servicios al capital a fin de golpearnos una y otra vez si pretendemos liberarnos. Como que el judicial permita que se nos vulneren a modo de constante histórica (sistemáticamente), derechos mínimos como los que se pretendían con la Constitución española de 1978. Así como que II.PP. se utilice por todos ellos a modo de negocio particular, en connivencia audiencias provinciales, jueces de vigilancia y responsables de II.PP. (Utilizan sistemáticamente de la Manipulación documental, figura de delito penal, por la se permiten usar de las instituciones públicas a modo de negocio particular para el enriquecimiento ilícito, corrompiendo así nuestra pretendida sociedad de derechos: Cual se podría poner en evidencia con solo poner en contacto diario y directo a los internos con sus familiares y visitadores diversos, habilitados para dar a luz lo que allí sucede desde el marco de un "Observatorio Nacional de Prisiones".)

Se puede demostrar, sino no lo diría, aunque sé que corro grave riesgo de que me criminalicen por ello y, consecuentemente, prevariquen para quitarme del medio por algún procedimiento seudo-legal. En última instancia al modo en que la mafia católico-fascista asesinó terroríficamente a millones de personas inteligentes y no maleables como yo lo soy. Con motivo de la última cruzada dirigida no contra el rico Oriente, sino contra nosotros gente del pueblo que no quieren libre, a día de hoy todavía se impide la investigación de los crímenes del franquismo. En la "Edad media" lo hicieron sirviéndose criminalmente para someternos de los "hombres" de Iglesia (recuérdese la quema de herejes, caza de brujas por millones, etc., con que se quitaron del medio a los mejores y así poder delinquir impunemente en contra nuestra en esta larga actualidad de dos milenios, a fin de poder seguir explotándonos como a borreguitos que no balan siquiera cuando se los trasquila o degüella). Nos quieren únicamente para exprimirnos en lo posible.
  • Por mucho que se les hiciera por el pueblo a estos criminales farsantes: al modo por ejemplo de los bolcheviques en Rusia, jamás pagarían todo el daño que nos causaron y causan. Dicho sea aunque yo no preconice venganza alguna, sino mucho mejor un borrón y cuenta nueva que facilite nuestra victoria, y sólo ajusticiar muy cruelmente, eso sí a quienes no se sometan dócilmente a nuestros intereses. (Si a los enemigos se preconizase ajusticiarlos, se van a defender aunque se sepan perdidos. Si por el contrario se les preconiza magnanimidad y se les cumple al modo del inteligentísimo Julio César, no se resistirán de igual forma, aunque tampoco es de esperar que se vayan a entregar fácilmente "a priori" si no se les apreta convenientemente.)