lunes, 25 de julio de 2011

"Los Indignados de Sol", sin alternativa política


Mi crítica a "Los Indignados de Sol"

Sí que he tratado de acercarme a los "Indignados de Sol", la última vez los pasados días 23 y 24 de Julio, y lo que vi fueron jóvenes inmaduros sin tiempo para escuchar pero que les va la marcha: Y no sólo porque ahora proyectan encaminarse a Bruselas "para tratar de camino de adquirir ideas para ese necesario proyecto de futuro": Que lamentablemente no parece vaya a provenir de universitarios imbuidos de dogmas e intereses partidistas, al igual que sus mayores que durante milenios propiciaron este inicuo sistema que padecemos la gran mayoría.
Y yo me pregunto: ¿Adonde irán después de Sol y de Bruselas, en su afán de lograr parchear un sistema que ya no da más de sí?
  • Si tenemos en consideración el que gracias a una larga paz la mayor parte de la población (excepto una mucho más adecuada organización social para la vida, donde la porquería mediática y de todo tipo sea para quienes nos la sirven burlándose así de nosotros), tiene prácticamente todo tipo de bienes y no necesita seguir produciendo al ritmo anterior, en pro más bien de engordar a todo tipo de especuladores y demás burladores de esa sociedad de derechos mínimos que se pretendía con esa insuficiente constitución de 1978. (Que, bien sabido es, paró en toda una serie de derechos vulnerados en connivencia los poderes político y judicial, con su peculiar gobierno de las leyes, con el que se burlan a modo de constante histórica de todas las sociedades de derecho habidas y por haber).
  • Sucediendo además de que por mor del desarrollo tecnológico ya jamás podrá volver a haber tantos y tan sustanciosos sueldos y consecuentemente dinero con el que mercar y seguir propiciando que el sistema capitalista funcione al mismo ritmo al que lo hizo hasta llegar a esto que desde la perspectiva de ellos se denomina de crisis. Cuando en realidad hubiera debido denominarse de bonanza si hubiéramos estado trabajando para nosotros y, con sentido realmente social en lugar de para alimentar parásitos a nuestra costa, hubiéramos creado un marco social mucho más adecuado para la vida de todos. (Dicho sea esto sintética pero claramente, para ver si la pléyade de falsarios catolicuchos que coadyuvaron a mantenernos esclavos durante esta larga actualidad de dos milenios, esclavos faltos de libertad ellos mismos, se enteran de que lo que procede es un cambio de sistema político y no parchear este inicuo sistema capitalista que hemos de padecer la inmensa mayoría. Y sino se deberá de lograr que se enteren usando de medios más drásticos, que también pueden servir para hacer entrar en razón a quienes de razones no quieran saber.)

De que les va la marcha a "Los Indignados de Sol" también debiera de dar fe el hecho de que mi compañera Araceli me corroboró que apestaba a hachís en torno a las tiendas afincadas en Puerta de Sol, en donde yo con inmediatez al 15 de mayo sufrí los efectos digamos que de una burocracia de ventanillas múltiples, similar a la que los fascistas en el poder tanto utilizaron en contra de gente del pueblo bajo en su voluntad de burlarse de nuestras justas reclamaciones (por sus mayores) cuando alguna que otra vez procedía efectuarlas, o en su incompetencia por estos jóvenes. (Llevaba a "Los Indignados de Sol" un proyecto político que no sabían adonde dirigir, y me encontré con varios que de política decían no querer saber nada, ¿quizá porque también ellos esperen intervenciones mágicas o divinas sobre las cosas humanas por entender su movimiento como un rezo a tales efectos?)

No tienen ni las ideas claras ni proyecto (que esperan poder elaborar en el marco de sus asambleas, quizá bajo la inspiración de los humos del hachís aquellos que parecen utilizarlo con profusión, o creyendo que la suma de millones de ceros o cuasi ceros pueda dar algo notable), ni tampoco voluntad de cambiar "por otro que nos haga libres" este sistema por el que "los de más abajo" somos esclavos de esclavos que, como funcionarios de todo tipo, propician este sistema inicuo por el que "a los de abajo del todo se nos hace esclavos de ellos", que lo son asimismo de quienes fueron acaparando para sí el capital en sus diversas formas (dinero, medios de producción...).

Sin embargo yo sí que les llevaba el domingo 24 de julio al Parque del Retiro, un proyecto que no quisieron escuchar alegando falta de tiempo (lo que corroboró mi suposición de que nada notable cabía esperar de cachorrillos de gentes condicionadas por las más diversas relaciones de poder. De ellos no nos vendrá la libertad al pueblo, pueden darlo por seguro). Comenzaron a inquietarse tan pronto como estando yo en el turno de la palabra y sin apenas haberla comenzado a usar, vieron que no contemporizaba ni mucho menos con esta historia de dos milenios que se nos impuso por la mafia católica (sirviéndose criminalmente de los hombres de iglesia a fin de hacernos al pueblo esclavos al modo sacerdotal judío, que implica todo tipo de disfraces, incluido el de falsos santurrones, para que no sintamos el látigo con que se nos golpea ni las tijeras con que nos trasquilan, cuando en realidad no son otra cosa que una mafia criminal todos ellos en nuestra contra). Y con argumentos espurios a la problemática que supuestamente pretenden remediar, al modo de sus mayores me instaron a acortar un discurso apenas comenzado, a lo que únicamente opuse algo de ironía y me retiré considerando acertado lo que ya había deducido con anterioridad con respecto a ese heterogéneo movimiento: Que todo ello estaba en enorme medida mediatizado por los cachorros de los fachillas faltos de libertad, asimismo guardianes del "statu quo" que, fingiéndose populares a lo largo y ancho del mundo actual, cual demócratas o republicanos por allá o socialistas, comunistas o "populares" por acá (etc., etc.), están a burlar las expectativas realmente populares en su pro. Algunos más nobles e inteligentes, sobremanera uno venido con la marcha de Granada, cuando le expuse mi parecer al respecto redundó en que "efectivamente, que yo tenía razón, según él había podido comprobar durante su marcha hacia Puerta de Sol de Madrid, mediante algo más que unos breves acercamientos como en mi caso".

Conclusión. Yo sí que tengo un proyecto sumamente coherente y conveniente para la inmensa mayoría, que aprovechando esa coyuntura del 15-M me hubiera gustado ir sometiendo a la consideración general, por si tras debatirlo convenientemente por las plazas públicas de las más diversas localidades, optasen por asumirlo (adoptarlo para su bien). No me fue posible debido a lo que les expongo, pero no importa, pues aquí estoy con ustedes en mi blog.
  • Un poco en broma pero no totalmente (y espero que no se me tome a mal la verdad), se podría decir que trato de crecer sumando ceros (en torno a mi proyecto de futuro). Que los ceros, aunque lo sean a millones, a la hora de sumar entre sí no suman sino que CERO (grande, inmenso, pero cero). De todo movimiento siempre tiene que haber al origen un motor, y ese quiero ser yo para ustedes. Pero de verdad y no halagándoles como hacen los demagogos al uso, para después defraudarnos.
  • Todos esos ceros, semiceros, activistas de todo tipo, lugartenientes o generales. Todos esos entes, grandes o pequeños (maduros o en fase de crecimiento a la que este proyecto ayudaría de la forma más notable), que espero sumar para mí proyecto de futuro, liderado por mí o por otro grande hombre (ello me es indiferente), si que darían un movimiento imparable. Y ello debería de ser así, por un mejor y más digno futuro para nosotros y nuestros hijos.

Trataré, pues, de dar a conocer mi proyecto de forma independiente, al margen de este "movimiento", por considerar que a nada grande parece que vaya a conducirnos, que poca ayuda se podrá conseguir en ese marco para afrontar un cambio de sistema que nos proporcione auténtica libertad, bienestar, seguridad de vida y belleza para el pueblo (en vez de droga, botellón, inseguridad y demás cosas horribles que se nos depara actualmente). Para cuya realización se necesitará sobremanera de un núcleo duro que lo comprenda y asuma en pro de implantarlo (queriendo para ello los medios y no como Juan el soñador, que aunque quiera bonito sus sueños no pasarán de ser meros sueños). Que se sumen a él quienes consideren conveniente asumirlo, que yo ni sé ni quiero rezarle a nadie, y menos todavía cuando no parece asistirles la divinidad antropomórfica, que es la única forma de divinidad posible y por tanto vinculante.
  • Necesitamos realidades políticas mucho más convenientes y gente muy dura para lograrlas.
  • No inmaduros supuestamente imbuidos de conceptos cristianos de igualdad y de respeto incluso a las asnadas, aunque no a lo superior como fue con respecto a mí. Ya que exigiendo respeto a esas tesis los manipuladores también podrán exigir respeto a sus religiones y demás invenciones con las que salvaguardar el "statu quo", del que se benefician a costa nuestra, los criminalmente sometidos por ellos.

Con esto no pretendo meramente investigar los crímenes del franquismo cual pretendió Baltasar Garzón, ganando a cambio atentados contra su vida además de la ya histórica persecución por sus colegas de la judicatura, para evitar el siguiente paso que sería el enjuiciarlos. Sino que con mis tesis enjuicio la historia entera a cargo de la mafia católica mayoritariamente a cargo de las instituciones de poder, mafia denominada eufemísticamente de conservadores. Pretender que ellos sean realmente populares y ponerlos al cargo de nuestros intereses realmente políticos, sería algo así como pretender que la zorra al cuidado de las gallinas acabe realmente por cuidarlas. Y eso es lo que estamos padeciendo con motivo de haber perdido la última guerra civil en contra de la cruzada franquista, que se sirvieron de miserable carne de cañón para ganarnos en el último enfrentamiento (la estupidez cobarde que implica la ciega obediencia del pueblo es inconmensurable). Pero los dados no son inamovibles ni mucho menos, sobremanera si aprendemos a querer los medios (rearme doctrinal mediante nuestra iglesia de liberación, etc.) y nos configuramos una fuerte voluntad en pro de aplicarlos.