jueves, 25 de agosto de 2011

Limpiemos la historia, ensuciada por marranos


Y ahora un poco de constructiva higiene histórica

Yo no creo que Nerón haya sido incestuoso con su madre y menos todavía un mal gobernante. Ello para mí no pasa de ser otra invención de la mafia católica, muy dada a comedias de bondad y disfraces de angelitos (que no casan con sus reiterados crímenes históricos), a mentir en todo para dejarnos sin modelos ni referencias históricas válidas y por tanto vinculantes, y a caricaturizar y enfangar a sus opositores. Y si en verdad Nerón fue incestuoso, con tal de que hubiese sido como parece ser que lo fue un buen gobernante, es algo que a nadie que no sea un ser meramente moral o un cretino debería importar. Ya que si les plugía pasárselo bien a madre e hijo (cosa que por supuesto pongo pero que muy en duda), ningún daño hacían a la Cosa pública: que es lo único que al ente popular debe importar, pues en la Cosa pública es donde tenemos realmente nuestros intereses políticos y no en la libertad sexual de Nerón y su madre o cualesquiera otros (y este es mi cuento rosa, con el que pretendo hablar no a la estupidez de las personas sino a su inteligencia).

Y no dudo que Nerón fue un buen gobernante, debido a que en su contra como tal prácticamente nada vinculante se dice que no sea en películas Hollywood al servicio del fascismo, con las que consiguen hacen creer al alienado e infantilizado pueblo cuanto les conviene, a fin de mantenernos sometidos por la moral y distraídos de nuestros intereses políticos por todo tipo de cuentos, sin jamás rendirnos cuentas claras, como se debe de hacer con todo soberano. Y además no perdamos de vista el hecho de que trataba de limpiar la tierra de creencias aberrantes para nosotros la humanidad en general, como perteneciente que era a la nobleza presente en el Imperio romano en su forma más bella y madura... justo antes de que la mafia católica atentase con éxito y nos sometiese al pueblo por el terror y el crimen a asumir su moralina cristiana a fin esclavizarnos como a borregos.

Lamentablemente esa nobleza cayó, debido más que a la criminal mafia católica: que tan bien supo hacer en todo tiempo sus cálculos, a la estupidez del pueblo que a lo que parece jamás protege a sus baluartes (aquellos que se opusieron valientemente a estos criminales, como fue el caso de Galileo Galilei, Miguel Servet y otras gentes decentes que antes o después a lo largo de la historia de la humanidad cayeron por no agachar la cabeza ante ellos. Recientemente en la Argentina...).
  • Aquella nobleza era epicúrea, estoica. Habían desterrado todo cristianismo latente en los cultos de la antigüedad y no se servían del temor religioso para gobernar al pueblo que respetaban como jamás lo hizo la criminal mafia católica... detectora del poder con el que nos vampirizan desde entonces para deshonra y desgracia nuestra, que lo permitimos como si en realidad fuésemos todos imbéciles.
  • Había vencido el dios de El JardínEpicuroque dedicó su vida a enseñar a griegos y romanos, de todas las clases sociales, que la verdadera felicidad consiste en la serenidad que resulta del dominio del miedo de los dioses, de la muerte y de la vida futura. (Hijo de un maestro, él mismo enseñó ya desde los 19 hasta los 72 años en que murió, desde los 39 en su propio centro El Jardín). El fin último de toda la especulación epicúrea sobre la naturaleza fue eliminar esos temores. Dejó claro que los dioses, si existían, no se ocupaban de los asuntos de los hombres. (Ciertamente, pues ningún dios no antropomórfico, ningún dios ultramundano, invención de cuentistas al servicio de las mafias católicas interesadas en someternos al pueblo a sus intereses partidistas usando de la moral para aborregarnos contrarias en su afán de acaparar todo para sí al interés realmente popular de belleza, bienestar y seguridad de vida para todos, jamás hizo ni va a hacer políticamente en esta tierra nada que no hayamos hecho o hagamos nosotroslos seres humanos.)
  • Fueron necesarios cien años para que Grecia se diese cuenta de quién había sido aquel dios de El Jardín, Epicuro. Pero si se dieron cuenta las noblezas griega y romana previas al advenimiento de la mafia católica, como si no. Estos arteros criminales, tras su victoria trataron de borrar todas sus enseñanzas y nos desvincularon o trataron de desvincularnos de ellas al pueblo desde entonces, dándole al venerable Epicuro de cerdo, apelativo que con quienes en realidad casa es con ellos y nos quedaríamos demasiado cortos al calificarlos así.
  • Por contraposición al artero mensaje de los católicos, el mensaje de Nerón -al que sin duda alguna me vinculo y por tanto asumo- fue: "Que no hay premio ni castigo divinos en función de cómo obremos, que no cabe esperar intervenciones mágicas o divinas sobre los asuntos humanos, que nada que no hagamos nosotros se va hacer mediante intervenciones mágicas o divinas de ningún tipo y que la impartición de este tipo de cuentos sirviéndose mafiosa y criminalmente al modo judío de organizaciones sacerdotales es y se debe de considerar grave delito".
  • Y si quienes asumen o pretenden que quienes encendieron hogueras a fin de imponernos al pueblo el desarme doctrinal y bélico por el terror y el crimen eran mejores que Nerón y quieren ladrarme (cosa que se les da bastante bien a los dragones guardianes de "statu quo" y a sus perros consentidos), pueden ladrar cuanto quieran los perrillos falderos –que se consideran a sí más bien como perros de caza al servicio de sus amos–, que por sólo ladrarme no me van a acallar.

Con respecto a la desprotección en que los pueblos dejan a sus baluartes, véase cómo la mafia católica descabezó a la Argentina asesinando a sus mejores gentes, ante la estúpida cobardía del resto que consintió arrugándose como hacen los gusanos para reducir el riesgo de ser pisados. Afortunadamente después pagaron su estupidez cuando dándoles de ovejas y borregos les hicieron "El Corralito", a fin de que empobrecida la población y buscándose la vida dejarla incapacitada para luchar por sociedades de derecho más altas que la que ya tenían, que era una sociedad de derechos efectiva más alta que la que nosotros los españoles pretendíamos con la Constitución de 1978, que paró en toda una serie de derechos mínimos vulnerados. ¡Que se jodan, por cagones e imbéciles; por haber consentido el asesinato de sus mejores gentes, de sus baluartes! (Hay que reconocer que saben hacer muy bien sus cálculos los católicos.)
  • También cabe referirse a los asesinados por la mafia militar americana y sus comparsas en las más diversas guerras capitalistas: Recientemente a ese gran hombre que sin duda fue Sadam Hussein e iraquíes heridos rematados a sangre fría allí donde los encontraban (esos miserables niñatos americanos, despreciables hasta la náusea, que en su cobardía se prestaron a servir como soldados, obedecieron incluso hasta hacer de verdugostambién torturaron en Guantánamo o Abu Ghraibpero para beneficio de sus amos capitalistas). Todo ello a fin de liberarse las mafias del poder por el sistema capitalista a base de múltiples negocios basados en el petróleo que robaron a los iraquíes. (Y eso después de destruir óptimos coches eléctricos y aún mejores: los coches de hidrógeno cuya tecnología más avanzada y conveniente hubiera debido implantarse por respeto tanto a la ecología como a la sociedad que les servimos de base a sus ingenieros y demás universitarios, que sin el resto social no hubieran podido ni podrán jamás realizar sus estudios). Todo eso son crímenes de lesa majestad en contra del pueblo (que habremos de llegar a ser pueblo soberano si nos decidimos a querer los medios, claro estáy ello por mucho que pudieran intentar oponerse estas mafias). La Guerra de Irak fue un acto ilegal de piratería superior a costa del Erario público de cuantas naciones la patrocinaron e intervinieron en ella como criminales de guerra contra la humanidad indefensa, gobiernos que hubieran debido ser juzgados por los tribunales internacionales establecidos a tales efectos en La Haya si las instituciones de justicia no estuvieran ocupadas mayoritariamente por católicos en el sentido de mi tesis, que por tanto se entienden bien entre sí.
  • Nótese que como John F. Kennedy supo estar a la altura de su responsabilidad y se proponía realizar cambios a fin de que la política sirviese al gobierno efectivo y no meramente aparente de la cosa pública (discurso de 17/04/1961), para evitarlo lo asesinaron los dragones guardianes del "statu quo" a quienes pretendía someter al poder político antes de que fuese demasiado tarde. No sé si es ya tarde o no, pero recuérdense las diversas guerras del fascismo norteamericano posteriores al asesinato de Kennedy (piratería superior o de estado todas ellas, con fondos públicos a costa de los recursos de uno de los pueblos más imbéciles y obscurecidos del planeta, pero demagógicamente halagado por el fascismo que lo gobierna desde uno u otro partido a fin de hacerle creer que son más que otros pueblos, cuando en realidad es quizás el más enfermo física y psiquiátricamente entendido con más del 46% de las camas de hospitales dedicada a enfermos psiquiátricos). Vean aquí nuevamente algunas de las guerras posteriores al asesinato de John F. Kennedy, ya que no está de más recordar lo dicho en <Mejor sin amos parasitarios>
  • Guatemala 1954, Irán 1955, Líbano 1956-57, Haití 1958-59, Cuba 1960, Laos 1961, Tailandia 1963, Vietnam 1964-65, Congo 1966-67, Rep. Dominicana 1968-69, Indonesia 1970-71, Camboya 1972-73, Chile 1974, Angola 1975, Irak 1976, Sudán 1976-77, Yugoslavia 1977, Afganistán 19788, Yemen 1979, Filipinas 2000, Colombia 2001, Irak 2002, Liberia 2003-04... El Banco Mundial, Fondo Monetario Internacional, Organización Mundial del Comercio fueron considerados por algún entendido como la Trinidad del mal. Al respecto véase la web:  <disclosure project>

No soy ningún demagogo y no voy a coquetear, ni en la forma de decir ni por el poder, con grandes ni con pequeños, en mi voluntad de deciros a todos cómo se debe caminar hacia el futuro de dignidad y transparencia que os indico y también dentro de él cuando se alcance, consciente de que callando acobardados por el miedo que nos inspiran o pretenden inspirarnos la mafias fascistas en el poder, nada se podrá conseguir. Todo pasa por hablar, mucho y claro: pero en las plazas públicas de las más diversas localidadespara que se sepa quién es cada cual y sus aportaciones de cara al resto social, mediante debates debidamente planificados y coordinados desde Internet; y no como rezadores por esos antros públicos que son los bares (que obran a modo de iglesias para la alienación, donde la gente suicida sus vidas, en las que se bebe sin sed generalmente cosas poco sanas y además muy caras), por no hablar más aquí de las otras iglesias. Se debe rehabilitar el foro romano, el ágora griego, en todas y cada una de nuestras plazas públicas, y mediante una democracia real evitar para el futuro el daño que nos hicieron y siguen haciendo mediante la seudo-democracia parlamentaria que padecemos los modernos en la actual era cristiana, los responsables institucionales más diversos, en su mayor parte falsos populares o netamente conservadores (eufemismo de fascistas, mayoritarios en las diversas instituciones de poder, no en vano nos ganaron la última cruzada católica que fue la franquista). Ellos corrompen en su pro todas las sociedades de derecho habidas y por haber. No en vano son como la zorra al cuidado de las gallinas y esperar de ellos otra cosa sería una imbecilidad a la que, debido a mi indubitable madurez intelectual, yo no estoy dispuesto. La corrupción generalizada que soportamos para nuestras sólo supuestas sociedades de derecho, en las que todos los moratones posibles debe sufrirlos la carne del pueblo en este orden fascista con que nos envainaron sistemáticamente la mafia católica a lo largo de su historia, la sufrimos el pueblo real en forma de precariedad e inseguridad de todo tipo (en forma de mileurismo, mendicidad, paro o todo tipo de prostitución: que no consiste únicamente en vender el cuerpo para placer sexual de los demás, sino en venderse de muchas otras formas).
  • Pero de eso no quieren que hablemos los encargados de repartir la miseria entre nosotros la gente del pueblo, mientras que ellos engordan o, a modo de posaderas acomodadas en la administración, malgastan fondos del erario público mientras propician que otros engorden abusivamente a nuestra costa, y para mejor preservar el "statu quo" nos escamotean el debate político que nos permitiría objetivar toda problemática a fin de poderla remediar desde el ámbito de la política (se trata de la corrupción más absoluta de todas y cada una de nuestras supuestas sociedades de derecho capitalistas, en pro de parásitos, con los que deberemos acabar):
  • Y sólo cabe remediarlo desde el Gobierno obligado a servir efectiva y no aparentemente a la cosa pública, porque nuestros políticos estuviesen bajo constante control del propio pueblo erigido en cuerpo y fuerza de seguridad del estado a su propio servicio, y que por tanto pudiésemos cuidar que no nos matasen a nosotros ni a quienes elijamos para hacer efectiva desde el Gobierno nuestra voluntad, o liquidar a los políticos que la incumpliesen pretendiendo seguir burlando nuestras expectativas realmente populares como hasta ahora. Todo es política y de política únicamente y de ninguna otra cosa se debe tratar públicamente (en los foros adecuados: la plaza pública convenientemente habilitada para debatir nuestros problemas o aspiraciones políticas, de cara a lograr el mejor futuro posible para el pueblo), y quienes pretenden que no se les hable de política se les debe considerar, cuando no afectados de morbo, sumamente sospechosos de fascismo: que tratan de rehuir así el que podamos tratar de objetivar nuestra diversa problemática a fin de que debidamente objetivada podamos aplicarle aquellas soluciones que se estimasen como las más indicadas (ese y no otro es mi cuento rosa).

La "Iglesia de liberación" es necesaria a tales efectos (habilitada asimismo en la plaza pública, que también debería habilitarse como área de recreo por excelencia), a fin de sentar la doctrina que implique el rearme doctrinal del pueblo que nos ponga en disposición de hacer una defensa efectiva de nuestro intereses. (Y ello de forma similar a como los católicos nos impusieron su puta doctrina cristiana con misas de mañana y tarde: y más aún en sus días festivos, mediante su iglesia que aún mantienen como un instrumento de poder entre otros para nuestra alienación o desarme doctrinal y quizá también previniendo que puedan necesitarla nuevamente a fin de volvernos a sumir criminalmente al pueblo en la obscuridad y esclavitud al modo sacerdotal judío.) Similarmente deberemos obrar nosotros para revertir en pocas generaciones el retraso en que sumieron al pueblo los católicos, sirviéndose criminal y también arteramente de los hombres de iglesia durante milenios y actualmente también de los medios de comunicación, a fin de por la alienación religiosa y mediática causarnos retrasos insuperables reduciéndonos a borreguitos disminuidos a fin de poder abusar parasitándonos impunemente al pueblo. Utilizan contra nosotros basura de todo tipo con la que mantener nuestra mente ocupada y asimismo mantenernos al margen del debate político, debate por el que deberíamos de objetivar en lo posible la diversa problemática a fin de poderle dar las soluciones que más nos convengan a nosotros, por supuesto que sin permitirles a todo tipo de perros consentidos o dragones guardianes del "statu quo" que en su voluntad de obscurantismo nos manipulen pretendiendo que lo negro es blanco a fin de impidiéndonos objetivar la diversa problemática volver insuperables los problemas que nos afectan al pueblo en beneficio de ellos: los fascistas de todo tipo, y así poder preservar más fácilmente el orden establecido en el que tan bien les va a nuestra costa.

domingo, 21 de agosto de 2011

Si queremos, podemos hacer nuestra historia


"Propuestas políticas para la construcción del futuro - Mi guía"
de ella forman parte las demás entradas de mi blog
Filósofo autodidacto - Orientador político antifascista
Rafael Domínguez Losada
excelentísimo doctor en filosofía yo, no lo duden


>1<

Excelentísimo doctor en filosofía yo (no lo duden) y como tal hago el diagnóstico de los males que padecemos y preconizo la cura más "procedente". Sobrado como para afrontar la labor de guía que con este trabajo asumo. Y lo hago porque confío en conseguir para la realización de este proyecto de futuro un núcleo duro que, antes o después, haga de inteligente motor para la arrancada y realización del futuro que querían y estaban realizando para nosotros nuestros nobles antepasados antes del advenimiento de la criminal mafia católica.

Paradójicamente deberemos retrotraernos a la antigüedad clásica a fin de poder progresar en todo tipo de cuestiones políticas:
  • Procede, pues, la democracia directa cual la propiciaron para nosotros en el Siglo V antes de Cristo Pericles y su gente (como el medio indispensable para tratar sobre la diversa problemática que nos pueda afectar, a fin de poder optar nosotros mismos, debidamente informados, por las soluciones que estimemos como las más convenientes, sin delegar en poderes de la democracia parlamentaria pensados para mangonearnos, traicionarnos e incluso golpearnos si no les bastase con el juego seudo-democrático, a fin de mantener por todos los medios del estado fascista a su disposición la corrupción de cualquier sociedad de derechos que se pretenda por nosotros el pueblo en el sentido de mis tesis); proceden la Medicina natural y el asimismo saludable y festivo ocio olímpico y también proceden las artes educativas del ente popular: que no son sino que el alimento o medicina natural para el alma.
  • Procede la medicina realmente hipocrática sustitutoria, en enorme medida, de la en enorme medida inadmisible medicina actualmente institucionalizada (con sus medicuchos para esclavos cual manos firmantes al servicio tanto de farma-industria como del sistema capitalista, funcionarios que aunque privilegiados con respecto a la mayor parte del pueblo trabajador, son esclavos ellos mismos).
  • Procede el Estadio olímpico abierto, en las más diversas localidades, para la realización de todo tipo de actividades olímpicas por el pueblo (en vez de propiciarlo más bien a los universitarios de elite como actualmente).
  • Proceden asimismo la literatura y la música con contenidos vinculantes y las artes escénicas al modo greco-latino (pero a libre disposición del todo social y no como hasta ahora para privilegiados a costa del resto). Consiguientemente proceden: La comedia que al modo de Aristófanes o Moliere estigmatice con sus risas aquellos comportamientos ridículos en los que no debe incurrir el ser humano a fin de no convertirse de cara al resto social en un ser irrisible. El drama que nos enseñe a no incurrir en equivocaciones que puedan resultar en el fracaso de nuestra vida sentimental o la de otros. Y la tragedia para hacer de nosotros gente del pueblo leones dispuestos a arriesgarse por la gran justicia, en vez de estúpida y cobardemente aceptar contra nosotros y nuestra descendencia hechos políticos inasumibles (y en ese contra nosotros deberíamos considerar el abuso que se pueda hacer en contra de uno solo, igual a que si lo estuvieran ejerciendo en contra todos, pues sólo unidos, incluso forzando a los insolidarios de todo tipo a hacerlo, seremos invencibles).

Todo lo indicado para la formación del ser o reconstrucción del ente popular, consiguientemente todo lo válido para salir de la involución o barbarie espiritual (artera y criminalmente impuesta a los pueblos del mundo por las mafias católicas respectivas), todo lo válido para salir de la estúpida y cobarde sumisión o postración de milenios (a que nos sometieron los católicos en el sentido universal del término: que tan bien supieron hacer siempre sus cálculos en nuestra contra), todo ello proviene de los antiguos.

De los católicos más bien cabe esperar perros favorables al actual sistema político que nos ladren a sus opositores en todos los tonos (mientras que para sus manipulaciones y abusos piden respeto), sin descartar asesinos al servicio del fascismo beneficiario de la esclavitud que hace dos milenios nos impusieron sus precursores (al modo sacerdotal judío sabedores de que al no sentir el látigo tragaríamos mejor por el hecho), porque esta criminal mafia que son los católicos no quieren descabalgarse del machito del pueblo. La última que nos hicieron a fin de mantenernos sometidos fue la cruzada franquista, pero los dados no son inamovibles. En ello confío y ese es el motivo de que os haga el regalo de mi guía. Aprovechadla, pues no hay otra forma posible de salir de nuestra estúpida y cobarde sumisión a este orden fascista –impuesto y asimismo mantenido por la manipulación, el terror y el crimen– que siguiendo una guía vinculante que nos lleve al pueblo a ser un poder fáctico (que quiere decir de hecho) temible y por ello respetable, porque asuma la doctrina adecuada para salir de la alienación de milenios y aprenda a querer los medios para hacerse respetar en ese pensar como estadistas que preconizo (la moralina cristiana y toda su puta doctrina entera, que se la coman los fascistas, de grado o por la fuerza en llegado el caso).
  • Si no rechazamos la inasumible doctrina cristiana que nos impusieron los católicos a efectos de someternos por su moralina chiquitina pensada para nuestro aborregamiento, si no asumimos otra moral más lúcida y viril distinta a la moralina que brotó de esa puta doctrina cristiana a lo largo de estos milenios (que inconscientemente asumimos los modernos), si seguimos dejándonos alienar de nuestros intereses políticos por el poder mediático y desunir por todo tipo de "ideas modernas" espurias al interés general (de que nos imbuyeron sabedores que nada desune más a los hombres que las ideas, o incluso desuniéndonos por prebendas de todo tipo sabedores de que la mayor parte de los humanos en su miopía intelectual se deja corromper fácilmente), entonces no se podrá cambiar la realidad a nuestro favor.
  • La democracia parlamentaria se ha demostrado una estupidez y/o una burla que se nos hace al pueblo sistemáticamente. Y si sólo sirve para que se burlen y abusen de nosotros la mafia católica, para alimentar una pléyade innumerable de parásitos, poco valor tiene y deberemos querer los medios adecuados para acabar con esta estúpida y cobarde sumisión a esta sociedad en realidad esclavista: por mucho que la disfracen de sociedad de derechos.
  • Pero para poder hacer efectiva una sociedad de derechos auténtica en el sentido en que la preconizo, se precisa entre otras cosas reconstruir el deconstruido ente popular por los católicos durante milenios, capacitándolo para pensar como estadistas. Para ello necesitaremos de una especie de pedagogía del oprimido, de educación como praxis política, pues al pueblo se nos incapacitó a tales efectos por la alienación religiosa primero y en la actualidad también por la eficaz alienación mediática al servicio de la mafia católico-fascista. Y sin perder de vista el hecho de que nos enfrentamos a mafiosos inteligentes dispuestos a todo crimen para mantenernos en la sumisión, en ese pensar como estadistas deberemos querer los medios para someter a todos a una sociedad de derechos auténtica y por ello libre de la corrupción por el parasitismo fascista. No cabe, pues, respetar las ideas de los asnos, y aún menos las ideas que nos puedan resultar perjudiciales, y ello por mucho que eleven su voz los asnos o los fascistas pidiendo respeto a sus ideas u opiniones contrarias a nuestros intereses, que esencialmente no son otros que el derecho a la verdad o transparencia opuestos a la mentira de milenios, y el derecho a no alimentar a ningún tipo de parásitos (el resto se sigue de ahí: que todo el bienestar, belleza y seguridad de vida que generemos, sea para repartir entre nosotros).

El resto se sigue también de ahí: Si es que queremos conseguir lo anterior, se les deberá vaciar la fuerza negándonos a servir en sus "Cuerpos y fuerzas de seguridad del estado" y acosando a quienes pretendan prestarles ese tipo de servicios para impedirlo, y exigir ser armados nosotros para hacer de guardianes del orden constitucional de que nos dotemos para un futuro sin amos y sin delegar para ello en perros guardianes que en llegado el caso nos apalean e incluso asesinan. Al pueblo, como a todo tipo de falsos populares, se los deberá unir en torno a nuestro proyecto usando de la presión cuando no surtan nuestras razones, e ir sometiendo a nuestra voluntad a todo aquel que no quiera padecer las más crueles barbaridades. Deberemos hacer de activistas: incluso por pelotas para ir acostumbrando a todos a reclamar lo nuestro, y contrarrestar así el activismo fascista por la pléyade de católicos acomodados en las más diversas instituciones (no en vano nos ganaron la última guerra), que no dejan de hacer una guerra de la inteligencia a lo largo de cualquier legislatura en que no se les elija a los suyos, tratando de degradar sistemáticamente con todo tipo de burlas a nuestros representantes, buenos a malos (ya que a los votantes nos ven o consideran como a un rebaño de borregos con el que se puede jugar a su antojo). Pero a ese rebaño de borregos que ellos quisieron se lo debe reconvertir en hombres (en el sentido etimológico del término: el que piensa y obra coherentemente con hombría y también con nobleza, porque eso de que quieran tomar a uno por tonto debería ponernos pero que muy bravos en contra de cualquier listillo que eso pretendiese), para finalmente someterlos a ellos al modo del general en la guerra (de la inteligencia en lo posible) por el acoso en contra de nuestros parásitos y de su descendencia, que deberán ser sometidos a un cambio de sistema so pena de que en el actual tengan que padecer un infierno peor que el que nos destinaron a nosotros por la privación efectiva de todo tipo de derechos mínimos que se pretendían con esta última constitución de 1978.

Católicos, en el sentido universal del término (un uno que se dice de muchos), son los dominadores que en las diversas culturas nos manipulan mediáticamente o con las religiones a fin de alienarnos de nuestros intereses políticos. Dondequiera que se vuelve manso al hombre por medio de las religiones y se relega la justicia a la invención por ellos del más allá, dondequiera que por la alienación mediática nos imparten basura y nos manipulan, lo es a fin de mantenernos infantilizados, mansos y estúpidos por la alienación y así poder trasquilarnos como a borregos u ovejas con toda impunidad. Con esa finalidad y no otra se nos impuso a los pueblos del mundo el judaísmo y doctrinas afines o similares; como son el Islam, los autodenominados católicos o esa escisión que son los protestantes, o el budismo que aunque no es propiamente religión se utiliza con la misma finalidad. Esencialmente son lo mismo todos y cada uno de esos grandes sistemas religiosos utilizados por los poderosos de las diversas naciones con el fin de aborregarnos, de hacer de nosotros rebaños que pastorear por ellos a su conveniencia. Por contraposición, el sentir realmente popular debe aspirar a formar hombres de todos y cada uno de nosotros que en su edad madura sean, cuando menos, como Pericles (el gran estadista ateniense del Siglo V antes de Cristo o siglo de oro griego). Y también leones, similares a como lo fueron griegos y romanos anteriores a esta decadencia en que estamos el ente popular. Esa y no otra debería de ser la voluntad de un último y definitivo partido político realmente popular y, a tales efectos, el núcleo duro encargado de hacer efectiva la arrancada hacia esa sociedad de derechos en la que cada cual viva en función de sus prestaciones positivas al resto social y no parasitándonos al pueblo, debe servirse de una "Iglesia de liberación mundial" como instrumento fundamental –entre otros pero fundamental– para la forja política de seres en formación o de inmaduros que tanto abundan en nuestras obscurecidas sociedades humanas. Porque no cabe centrarse en una nación aislada al modo de la Cuba liberada por el socialismo, fácil de bloquear para volverla a recuperar para el sistema capitalista por el descontento de la población en penuria, que al no pensar intelectualmente fácilmente se nos manipula o aliena de nuestros intereses políticos usando de todo tipo de invenciones mediático religiosas, tópicos, artimañas u otros sensacionalismos de mayor calado como guerras, que les sirvan para distraer la atención general de cuestiones peligrosas para el orden capitalista que tanto les conviene a los que por el dinero quieren seguir liberándose a sí y sus retoños por encima de sus merecimientos, sin darle a cambio lo debido al resto social.

El pueblo necesitamos de una última y definitiva Iglesia (pero de liberación). No para tratar sobre cómo ganar el cielo a cambio de ser borregotes en la tierra, sino que para tratar sobre cómo ganar la tierra para una humanidad hermanada por la buena ética antigua que: por contraposición a la moral cristiana y otras similares con que nos castraron intelectualmente al pueblo las mafias católicas, no enseñaba a poner la otra mejilla, sino que enseñaba a respetar so pena de tener que atenerse a las consecuencias.
  • Con respecto al fundamental concepto "Iglesia de liberación", por favor, lean mi entrada <Iglesia Educacional Laica de Liberación Popular> del domingo 19 de junio de 2011. Texto en su mayor parte extraído de mi folleto pensado para anunciarla como necesaria para formar los hombres del futuro que puedan cambiar la realidad, porque con dicha iglesia como instrumento fundamental podamos hacer de nosotros el pueblo un poder fáctico (que equivale a decir efectivo, de hecho) entre los demás poderes y que así no se nos pueda mangonear más por las mafias fascistas a fin de seguir burlando nuestros intereses políticos en su pro.
  • Iglesia como instrumento fundamental, aunque entre otros: Como por ejemplo el arte auténtico en sus diversas formas y géneros (la comedia, el drama y la tragedia para las artes escénicas y la música realmente popular al modo de la constelación de estrellas latinoamericanas), sustitutorio del seudo arte con que nos están alienando intensivamente de nuestro intereses políticos los católicos del mundo. Así como la impartición desde la más tierna infancia de un "quantum" de derecho constitucional embrionario, a partir del que desarrollar asimismo hombres para ese futuro de dignidad al que sí que deberíamos vincularnos y defenderlo por nosotros gente del pueblo, con conocimiento de causa por estar educados asimismo en la praxis política y sin delegar la salvaguarda del orden constitucional de que nos dotemos en pistoleros guardianes: a los que enseñan a despreciarnos y creerse superiores a la gente menos instruida y desarmada en todos los sentidos, a fin de hacerlos más eficaces como perros guardianes del orden basado en la mentira y la manipulación de milenios que a los católicos conviene. Se trata de una sociedad de derechos auténtica en la que nadie viva por encima de sus merecimientos parasitándonos, despreciándonos, pisoteándonos, mangoneándonos e incluso golpeándonos inmisericordemente a los demás cuando por no ser inferiores reclamamos el debido respeto a ese tipo de sociedad: respeto al que jamás estuvieron dispuestos estos criminales.

miércoles, 10 de agosto de 2011

La "Universidad Telemática" que procede


Propuesta de "Universidad Telemática"
Capital proyecto este de la "Universidad Telemática" del que, previo a esta sucinta exposición aquí, traté por extenso en mis notas más diversas, como parte necesaria de mi proyecto capital...
"Propuestas políticas para la construcción del futuro - Mi guía".
Escribo obviamente porque, "Las palabras vuelan, pero los escritos permanecen",
aunque solicitando que lean lo que yo pueda decir,
antes que lo que sobre mí se pueda comentar con mejor o peor intención.

El psiquiatra altamente reputado Juan Antonio Vallejo-Nágera, en su obra "Locos Egregios" editada por Planeta, dice de su primer personaje Maquiavelo que es un psicólogo intuitivo colosal y para nada un loco maquiavélico en el sentido en que se lo valoró por diversos escritores obscurantistas, sapos al servicio de la mafia católica que sueltan su mala baba en contra de todo lo que se les opone, en su voluntad de desvincularnos de toda información válida para liberarnos de la sutil y no tan sutil esclavitud a que nos tienen sometidos al pueblo (ya que la verdad nos hace libres según nos dejó dicho ese mártir histórico que se opuso a los católicos judíos en su propia nación, estos manipulan todo a fin de mantenernos esclavos). Dada la maldad de los vencedores en la segunda guerra mundial y todas sus felonías desde entonces, incluida la forma en que utilizan los medios de comunicación para hacer creer lo que se les ponga en gana a la por ellos infantilizada gente del pueblo mediante el seudo arte Hollywood, etc., etc., en su momento dudé de que la baba de sapos vertida por seudo historiadores católicos en contra del nazismo fuese totalmente cierta e investigando al respecto me encontré con diversos vídeos como los de abajo, que confirmaron sin lugar a dudas el acierto de mis sospechas. David Irving entre otros historiadores altamente reputados cuestiona la veracidad de los católicos en torno a la cuestión nazi y ante la pretensión por historiadores honestos de investigar supuestos asesinatos de judíos que pusieron en duda, se les impidió la investigación y los sometieron a todo tipo de malos tratos. Ya con David Irving encarcelado e incomunicado por los austriacos, se permitieron decir que éste se había entregado voluntariamente (no me lo creo), y también retractado dándose a sí mismo de lo que les pareció conveniente decirnos a fin de manipularnos sobre la verdad histórica sobre la que no quieren luz, pero con él aislado sin poder hablar libremente, ya que con toda seguridad iba a mantenerse sobre lo dicho a lo largo de su venerable vida de historiador honesto e independiente:
La mentira del Holocausto y también: Ahmadinejad y el mito del Holocausto judío

Y ahora paso a tratar de lo que nos puede proporcionar luz para todos, sin excepciones ni desigualdad, por mucho que se puedan oponer (que lo harán) el mundo católico.

Universidad en el sentido genérico del término, cual conglomerado de conocimientos a libre disposición de la ciudadanía en general y de estudiantes en particular (autodidactos, o asistidos cuando así esté indicado), según los modelos que se hayan demostrado o puedan llegar a demostrarse los más eficaces, como forma más comunitaria y libre de crear e impartir información de dominio público (mediante la investigación en aspectos sociales, artísticos, literarios, científicos, matemáticos... e Internet como red social para la impartición continua de ciencias, tecnología, artes y filosofía; para la impartición continua de todo tipo de disciplinas: laborales, en lenguas e idiomas, derecho civil, medicina, cuentas y teneduría de libros... Para mí no cabe la información reservada al modo fascista). Incluida, como no, la teología. Pero no artera al modo católico (válida para halagar la vanidad de los entendidos como para alienar a los sin luz o inmaduros), sino al modo del "Tratado del amor" de Muhyi d-Din ibn ‘Arabi (Murcia 1165 – Damasco 1240), considerado entiendo que pertinentemente el más grande santo del Islam por su vinculante voluntad de verdad sobre esta elevada cuestión.
  • "Tratado del Amor" que para nada evoca escenas carnales, sino que versa todo él sobre cómo procede comportarse los inmaduros para conquistar el espíritu hasta llegar a dios en el sentido de la siguiente sentencia: "Privada la poderosa palabra de la divinidad, sólo quedan los hombres con su pluralidad de opiniones y su disensión en las representaciones respectivas, sin que ninguna de ellas pueda ser superior a las demás. Nada hay más confuso que dejarse guiar por los rumores y opiniones del vulgo (los no sabios), pues arrojan a quienes de ellas se sirven en la incertidumbre e infortunio". "Tratado del amor" cuya teología es sumamente valida para informarnos sobre la divinidad antropomórfica (pero más bien a la humanidad futura, porque la actual está en su mayor parte invalidada, entre otras cosas, también para la recta intelección de este capital concepto Dios o Divinidad por culpa del mundo católico que lo tergiversó a fin de poder disminuir intelectualmente a muchos de forma irreversible).
  • Teología al modo de 'Arabi que debiera ser parte fundamental para la configuración y administración del nuevo calendario por la Iglesia que preconizo. Con la finalidad de formarnos socialmente a quienes por el trabajo y la familia no dispongamos de tiempo para los estudios y por ello carezcamos de hábitos adecuados de lectura y pensamiento, pero que deberemos ser informados como personas sociales al más alto nivel posible: Mediante la celebración festiva de múltiples mitos luminosos y telemáticamente por las artes escénicas desde el marco universitario que preconizo (universidad como madre nutricia): mediante documentales, comedias, dramas y tragedias que se consideren como de valor cultural cierto y suficiente. Y el resto, todo el seudo arte producido por el mundo católico para nuestra alienación, principalmente el de origen americano o yanqui con que se nos aliena actualmente al pueblo de nuestros intereses políticos, quemarlo.
  • Friedrich Nietzsche dejó dicho que "Dios ha muerto, ahora nosotros queremos que viva el Superhombre", queriendo significar que se acabó por los católicos con el concepto de divinidad bien entendida existente en el paganismo antiguo. (Por el que en vez del modelo del castrado ideal que es el santo del cristianismo con su poner la otra mejilla y relegar cobarde y estúpidamente el hacerse justicia a la invención católica del más allá: a fin de volvernos borregotes esta mafia y así adueñarse de lo nuestro como evidentemente hicieron, nos brindaban los antiguos múltiples modelos valiosísimos, noble y plenamente conscientes de que prácticamente todos los animales, incluida la humanidad, funcionamos según todo tipo de modelos paternos, heroicos y de todo tipo.) Y sólo para dotarnos de modelos vinculantes y hacernos hombres enteros trabajaron mayoritariamente los mitólogos y los grandes comediógrafos y dramaturgos griegos y romanos, hasta el advenimiento de la mafia católico-fascista que nos quisieron disminuidos y para ello nos castraron intelectualmente sirviéndose de su antimodélico santoral basura y demás porquería mediática.
  • Del marco del pueblo deben brotar los mejores no sólo por sus obras intelectuales o artísticas, sino que también de cara a las confrontaciones olímpicas por la máxima titulación en las más diversas habilidades deportivas. En vez de como ahora que es más bien privilegio para adinerados o universitarios de elite todo ello, mientras que a nosotros la gente del pueblo se nos somete a graves restricciones de todo tipo: Por lo que carecemos en gran medida de alternativas para el ocio olímpico, más saludable, festivo y conveniente que la ignorancia de cuanto es virtud saber y demás vicios que se nos depara mediante la inmensa trampa por los mercantilistas favorables al actual sistema fascista (o por quienes se someten a él esperando, por alguna de las trampas al uso, llegar a obtener para sí dinero con el que realizar los más diversos sueños o entelequias).
  • Pero también deberemos lograr un Internet de calidad, confinando debidamente indexada la actual propaganda de las páginas web al uso, en páginas dedicadas a informar sobre todos aquellos artículos de consumo con nivel de calidad suficiente que se estime necesario producir y consecuentemente poner a disposición general, fomentando el racionalizar el consumo mediante ese comercio electrónico que tan grandes servicios deberá llegar a prestarnos en el futuro. (Y como los fascistas en el poder político hasta ahora no se preocuparon sino que de esquilmarnos acumulando para sí la mayor parte del capital y de imponernos restricciones en el acceso a contenidos de calidad de Internet, permitiendo cínicamente que la web se fuese convirtiendo en basura similar a su putas televisiones a fin facilitarse en lo posible el hecho de mantenernos sometidos, también deberemos cuidar el concepto calidad posibilitando únicamente aquellas páginas que mejor cumplan con los conceptos usabilidad y accesibilidad, con información debidamente contrastada, muy bien formuladas y no reiterativas, a fin de llegar a tener ese Internet fácil y libre que nos posibilite disponer de todo el tiempo posible para el mejor de los ocios que se preconiza con mis propuestas políticas para la construcción del futuro, en vez de pleno de basura que nos dificulta enormemente obtener cualquier información y nos hace malgastar recursos e ingentes cantidades de tiempo a todos y cada uno de los usuarios.)

Como contenidos para nuestra universidad telemática o servidor de contenidos, se debería recopilar todo lo más relevante/significativo sobre las diversas artes, ciencias, oficios y demás conceptos culturales. En lo posible obras maestras en pro de la mejor economía, cultura y ocio posibles para la humanidad futura, siguiendo, asimismo en lo posible, las indicaciones de las más diversas personalidades del mundo de la cultura que, antes o después, voluntaria u obligatoriamente, deberían tener que aportar su guía para los más diversos conceptos:
  1. Artes liberales. En las que se requiere la aplicación de la mente, como la corriente política que bajo este epígrafe trataremos de impulsar.
  2. Artes escénicas. Tragedias, dramas, comedias, teatro... documentales, quizá también una extensa recopilación pornográfica con crítica constructiva en torno a la animalización degradadora que supone para los actores el sexo sin amor.
  3. Artes gráficas. Relacionadas con la impresión de escritos/imágenes sobre una superficie plana.
  4. Artes decorativas. Adornar edificios, jardines/parques, paseos... con esculturas, luces, flores, cerámica, lámparas, alfombras, cortinas, cuadros, pinturas...
  5. Bellas artes (información sobre). Arquitectura, escultura, pintura, literatura, música (clásica, japonesa, jazz, coplas, tangos, flamenco, samba, sevillanas, chirigotas, rumbas, carnavales...
  6. Artes marciales. Karate, aikido/yudo (judo), boxeo... programas de acondicionamiento físico ad hoc...
  7. Atletismo/Olimpiadas (y/o diversos programas de entrenamiento). Natación, potro, anillas, gimnasia sobre el suelo, patinaje...
  8. Artes cisoria/culinaria y afines. Trinchar/cortar viandas, manipular/cocinar-guisar/servir alimentos, somelier [somelié]...
  9. Artes y oficios. Agricultura/apicultura, horticultura/fruticultura, pesca...
  10. Cajón de sastre. Permutas/comercio on line, bricolaje/carpintería...
  11. Juegos educativos y afines. Conducción normal/extrema, manejo de armas en situaciones incluso extremas, tácticas/estrategias bélicas, desarrollo de la memoria visual/fotográfica, desarrollo de la inteligencia, ajedrez, manuales de buenas costumbres...
  12. Ciencias naturales. Astronomía, meteorología, geología, biología, física, mineralogía, química...
  13. Ciencias exactas. Matemáticas/geometría/aritmética...
  14. Ciencias sociales. Sociología, historia, economía...
  15. Ciencia geográfica. Geografías física/histórica/humana/política...
  16. Ciencias humanas. Lenguas muertas, clásicos grecolatinos, filosofía e historia...
  17. Gaya ciencia. Poesía.
  18. Incluir páginas con información odontológica, etc.

Mis propuestas políticas para la construcción del futuro, incluida esta de Universidad Telemática como parte fundamental de ellas, sin duda tratarán de impedirlas los fascistas por todos los medios, incluido el asesinato de la gente más relevante que pretenda oponérseles, e incluso mediante la guerra fratricida al modo de la cruzada católico-franquista (véase razón de cuanto digo en la realidad para este caso históricay no en sus bellas palabritas que tan bien saben utilizar, como de la política del miedo que tan bien se les da, incluida esa forma de terrorismo psicológico que son las religiones de cara a los inmaduros, o argumentando que sin ellos nada puede funcionar adecuadamente porque los demás no estamos preparados, etc.). Su realización plena sólo será posible con el pueblo absolutamente unido; todos los pueblos del mundo unidos en forma de globalización anticapitalista en torno al único proyecto político actualmente existente pensado para acabar con la corrupción de la sociedad de derechos que quisieron y estaban elaborando para nosotros nuestros nobles antepasados greco-latinos antes del advenimiento o triunfo de la mafia católica, por la que estos criminales y falsarios viven milenariamente a costa nuestra así esclavizados, después de habernos sojuzgado usando criminalmente de los hombres de iglesia e imponernos el desarme doctrinal, mediante lo que ellos denominan "Doctrina cristiana", a fin de incapacitarnos para defender con conocimiento de causa una sociedad e derechos auténtica. Pero absolutamente unidos significa estarlo también en el plano militar y según la forma militar de hacerlo: por la que a la cabeza, al general en jefe deben estar supeditados el resto so pena de los más crueles castigos. (Y que no se hable de dictadura o similares por los interesados en mantener el "statu quo", que en lo que a mí respecta no cuela). Porque sino no cabe contar con el hombre más que de boquita, ya que no es de fiar su supuesta entrega y valentía cuando de hacerlas efectivas se trata: cual sabemos muy bien quienes tenemos espíritu militar y una cierta experiencia de la vida. Y menos todavía cabe contar con el hombre actual: artero cuando milita contra nosotros, o moralmente falso, domesticado, manso, cobarde y dispuesto lo reconozca o no a tratar de que las partes de mayor riesgo o peores las realicen en su pro los demás. Y si no les sabe bien esta o cualquier otra verdad de las mías y prefieren demagogos que les alaben y mantengan adormecidos con tesis de mansedumbre, sigan votando por sus políticos tradicionales; pero no esperen estúpidamente que esta ralea les hagan efectivos sus derechos, por mínimos que estos sean. O se hace queriendo los medios contra quienes en principio sí que están organizados militar y más que militarmente (incluida la globalización en forma capitalista cuyas diversas naciones aparentemente separadas se entienden muy bien entre sí), siempre dispuestos a todo tipo de crueldades y crímenes que puedan reportarles beneficios, o no se podrá contra ellos. Nos vetan el acceso a la cultura y sociedad libre generalizada, consecuentes con su finalidad de deconstruir sistemáticamente al ente popular para podernos mantener más fácil y efectivamente sojuzgados y consecuentemente como obedientes esclavos. Pero también se nos está vetando incluso el bienestar, a fin de mantenernos ocupados en la lucha por la vida en vez de luchando por nuestro derecho de llegar a trabajar para nosotros sin engordar amos ni otros parásitos, sabedores de que los derechos constitucionales mínimos que se pretendían con la "Ley fundamental", "Carta magna" o "Constitución Española" de 1978, en enorme medida vulnerados a efectos mantenernos ocupados en reclamaciones y otras actividades que en lo posible no impliquen el cuestionar el orden de cosas en que a ellos tan bien les va a nuestra costa, son en realidad derechos insuficientes para quienes no tengamos afectada la recta intelección de las cosas humanas y consecuentemente no queramos alimentar a nuestra costa parásitos de ningún tipo. (Con ese motivo y no otro les hicieron "El Corralito" a los argentinos, pues los católicos saben hacer muy bien sus cálculos y consecuentes con la experiencia ya acumulada durante milenios, también saben que un pueblo ocupado en sobrevivir día a día carece de tiempo para ocuparse de sus intereses políticos en el sentido aquí expuesto.)
  • Por contraposición, nuestra alma realmente popular deberá llegar a cobrar la dureza del acero, a fin de poder tener duro en pro de nuestros intereses políticos, sin venirse cobarde y estúpidamente abajo al menor contratiempo. La patria es el hombre, somos nosotros la gente del pueblo. Y por borregota que sea la humanidad menos relevante, debidamente tratada, reconstruida sin restrictivas reglas ni banderolas que coarten su crecimiento espiritual, sin duda que puede cobrar rápidamente gran relieve: De ahí la necesidad entre otras de esta universidad telemática de libre acceso que preconizo o propongo aquí, de ese Internet de calidad del que nuestros nefastos políticos se despreocuparon cuando por contraposición sí que lo hicieron de imponernos restricciones.
  • Y no sólo es que tengamos que armarnos, sino que es nuestro deber el hacerlo para poder defendernos; de posibles enemigos externos, pero fundamentalmente del enemigo interior, que es de todos el más cruel, falso y astuto (lo comparo al cuco, al grande y astuto pájaro que hace que a él y a sus crías los alimenten y engorden las ingenuas y pequeñas avecillas). Sólo queriendo los medios, que no al modo del Juan el soñador de la justicia y demás cosas bellas, acabaremos con todo tipo de burlas y abusos que se nos imponen en nombre de la libertad (la de ellos a nuestra costa).

Conste que con lo anterior no preconizo piratería alguna, cual la piratería superior con fondos públicos que ellos realizaron en todo tiempo ya desde las cruzadas contra el antiguo Oriente, de forma similar a como vienen obrando los yaquis a lo largo y ancho del mundo en connivencia con las demás naciones capitalistas de Occidente. Recientemente contra Irak para apropiarse de sus riquezas asesinando a grandes hombres Sadam Hussein entre otros, incluidos ciudadanos menos relevantes asesinados en estado de indefensión heridos sobre el suelo, torturados en Abu Ghraib, Guantánamo, etc. Deberíamos usar inteligentemente de la telemática a fin de ayudarnos con ella no sólo a formarnos sin restricciones impuestas por los fascistas (disfrazados de populares como socialistas, comunistas o populares por acá, como republicanos o demócratas por allá, etc.), sino que también en principio a liberarnos de esta plaga que obra sistemáticamente al modo del cuco, a modo de plaga de langosta por los sembrados, beneficiándose parasitariamente del producto del trabajo de los demás, sirviéndose corrupta o abusivamente de posiciones de privilegio a las que llegaron usando histórica y reiteradamente de criminales métodos fascistas: Consiguientemente todo cuanto existe debe ser considerado propiedad natural del pueblo creador (nuestro y de nuestros hijos) y no de la "Sociedad General de Autores" o ninguna otra organización parasitaria ni poder que previamente se lo haya apropiado por el engaño, la manipulación o el abuso, hasta llegar incluso a morderlo con dientes robados según mi tesis:
  • Porque los criminales y golpistas de que se surten en todo tiempo los fascistas para los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, para golpearnos cruentamente cuando no tragamos por sus abusos y burlas, son posibles y viven únicamente a costa nuestra;
  • porque los políticos corruptos que a lo largo de legislaturas y generaciones burlan nuestras expectativas realmente populares, también viven a nuestra costa. Y, si estuviésemos dispuestos a extraer razón únicamente de la realidad, veríamos que no sólo por lo que perciben directa o "legalmente", sino que también por lo que les proporcionan para corromperlos por diversos métodos aquellos que engordaron a nuestra costa y pretenden seguir haciéndolo con nosotros en estado de indefensión.
  • Resumiendo, porque los fascistas, mayoritarios en el marco de las más diversas instituciones las utilizan a modo de negocio particular para enriquecerse muy por encima de sus merecimientos. Muy por encima de los sustanciales ingresos que les proporcionamos la ciudadanía en concepto salarial, por labores que en realidad incumplen sistemáticamente, mediante procedimientos por los que corrompen nuestras instituciones y consecuentemente hacen que los cuantiosos dineros brotados de nuestros lomos jamás surten por aquello a que se los destina; o sea, para que se hagan efectivas por el cumplimiento por ellos de las normativas institucionales más diversas.

El dinero no cabe la menor duda de que fue un gran invento de los antiguos para facilitarnos el intercambio de productos y la vida en todos los sentidos, pero es una constante histórica archidemostrada de que también es el principal factor de corrupción existente. Las prestaciones de cada individuo al resto social deberían remunerarse con bienes y servicios controlados telemáticamente, al igual que la asignación de los medios para la realización de los más diversas labores (colectivas como individuales), así como para el desarrollo de las más diversas aficiones individuales positivas, pero prohibiendo la acumulación de capital por nadie. Ello posibilitaría de la forma más suave y racional acabar con la corrupción que quienes nos tienen sojuzgados entienden como "libertad" (pero la suya a nuestra costa), que se nos impuso a modo de constante histórica por el terror y el crimen en España, la Argentina, Chile y otras naciones, con medios de estado tales como soldados semi-hombres del pueblo que obedecen como borregotes a los jefes fascistas. Actualmente les basta servirse del poder mediático para castrarnos intelectualmente y en consecuencia utilizarnos o descartarnos como a pañuelos de usar y tirar cuando les plazca. Pero a eso debemos ponerle fin. De ahí la importancia de que seamos guerreros dispuestos a expresarnos con toda libertad, sin cortarnos ni dejarnos cortar cuando por la política del miedo a la pérdida del puesto de trabajo o dictatorialmente desde el poder en cualquiera de sus formas pretendan que callemos. Y de que organizados para la guerra por esa sociedad de derechos libre de parásitos que preconizo, estemos dispuestos, en pro de que no se nos escape la victoria contra enemigos crueles que se posicionen en contra de un cambio de sistema político, a crucificarlos y desde la cruz hacerles ver la muerte de sus retoños decapitados y sus mujeres quemadas, si en un plazo razonable de tiempo no se apartaran de los rebeldes a nuestra causa, para que quienes tengan ideas similares contra nosotros sepan qué les cabe esperar como no se avengan dócilmente al cambio de sistema. Porque todo cuanto nos hacen en su pro, es para que lo continúen sus retoños, a costa de los nuestros que, en lo que a mi respecta que para nada tengo alma de esclavo, entiendo que se merecen otro futuro de libertad. Libertad para todos, ya que aquí no se preconiza venganza alguna en el sentido de "volver la tortilla" sino de igualdad de oportunidades y equidad en el reparto de bienes y servicios.

Que todo esto sea por un futuro mejor para nuestra descendencia que el que estos hermanastros bastardos nos depararon a nosotros por la opresión o por la insolidaridad, dejándonos a merced de todo tipo de explotadores en las colmenas que a modo de urbes nos configuraron o sobreexplotando en su pro a la gente de un medio rural que no es ni remotamente lo que debería ser. Otro sistema y otro hábitat global para el conjunto humano son posibles, pero además nos lo merecemos pese a los especuladores y esclavistas. Pero eso es cuestión que trataré en otros trabajos.