miércoles, 26 de octubre de 2011

A modo de epílogo, de lo ya dicho

"Un faro en la obscuridad"
sería otro título que no le caería mal a mi blog

Para que les aparezca éste con sus diversas entradas como "Foro del Guía", en la Barra de herramientas de marcadores de Firefox, "Suscribirse a: Entradas (Atom)" abajo, en alguna de mis páginas en que aparece esta opción; por ejemplo en alguna de las tres que aparecen arriba a la derecha como "Página principal", "Todas las entradas a mi blog" o el "Llamado a formar partido".

También les proporciono, en la cabecera de mis entradas, un correo electrónico y mis teléfonos, como forma de contacto para quienes se pudieran sentir motivados por el cambio político que preconizo. Confío en llegar a disponer de colaboradores y otras forma de publicidad y contacto, con que facilitarnos el crecer juntos el partido único que nos interesa al pueblo, a fin de comenzar a hacer efectiva nuestra futura sociedad de belleza y bienestar para nosotros, mediante la toma de aquellas decisiones que a tales efectos convengan, en asambleas realizadas en la plaza pública que preconizo para todas la localidades, habilitada a modo de área de recreo y formación popular en la praxis política. (Para que el pueblo vivamos mejor que viven, actualmente, la mayor parte de nuestros parásitos.) Ello no sólo es posible, sino que es deseable para la inmensa mayoría, que es de esperar que apoyarán y se someterán voluntariamente a cualquier sacrificio necesario para el logro del mejor futuro posible para todos.

También se debe aclarar aquí que, el respeto por el gobierno realmente democrático que deberemos alcanzar, implica el respeto por el individuo; del que las mafias del poder carecen para con nosotros. Y es por ello que, en vez de trabajar para hacernos cabales, nos manipulan, mangonean y prevarican hasta extremos inaceptables, en su voluntad de hacernos esclavos de sus intereses capitalistas; en vez de fomentar una organización para la vida libre de trabas y, sobre esa base, estimular nuestras facultades e inclinaciones o aficiones, para que por libre elección -en lo posible- trabajemos en beneficio del resto social.
  • La grandeza de la auténtica democracia es que atrae el servicio pleno y voluntario de sus ciudadanos, la confianza en sí de estos y su entusiasmo creador, según nos muestra la historia. Pero todo ello lo ahogan en germen quienes nos quieren obscurecidos y como esclavos de sus intereses capitalistas, obligándonos a delegar nuestras responsabilidades y decisiones políticas en unos cuantos hombres de supuesta superioridad social con que nos mangonean.
  • La fuerza de toda democracia auténtica es que sea realmente democrática y no un juego por el que se burlen nuestros intereses políticos por las mafias del poder. No cabe, pues, seguir delegando el poder en diputados ni jueces al uso, sino que nosotros deberemos llegar a tener, en todas las decisiones de cierta importancia, la última palabra (la última palabra, que equivale a decir la palabra previa a la acción: a la que os llamo).

La democracia auténtica tiene enemigos crueles y es por ello que se deberá pensar la guerra por si fuese necesaria. Pero como la democracia tiene el inconveniente de que ante hechos o situaciones de extrema gravedad se pueden tomar decisiones precipitadas extremas y que el arrepentimiento llegue demasiado tarde, la ética y sus elevados principios deberían informar todas y cada una de nuestras decisiones, para que la barbarie se utilice sólo contra enemigos crueles y por ello discriminadamente, para que estos entiendan que no les queda otra opción que el respetarnos; pero eso mismo no cabe en contra de quienes no formen con ellos con hechos ni dichos.
  • A modo de ejemplo, entiendo como lícita la guerra al modo de los franquistas, que por temor al tipo de hombre libre que tuvieron que enfrentar en su cruzada católica (por la que nos volvieron a imponer su criminal yugo), los asesinaron por cientos de miles durante y después de la guerra (recuérdese asimismo la caza de brujas en la "Edad media" por estos angelitos, sus hogueras y cruces...)
  • Así deberíamos obrar en caso de guerra, pero repito que nunca con matanzas indiscriminadas contra quienes no se hayan manifestado como enemigos con dichos ni hechos. Dicho esto último con motivo de que en posibles circunstancias adversas de extrema gravedad, es fácil además de hecho bélico reiterado y por tanto histórico, el incurrir por precipitación en el error de no discriminar.

Y además de la mencionada caza de brujas, hogueras y cruces por estos angelitos, no creo que esté de más recordar nuevamente aquí las atrocidades empleadas para robarles ambos continentes americanos a los nativos, alienarlos y esclavizarlos a sí; y más recientemente las guerras colonialistas de quienes acabaron erigiéndose en guardianes del orden capitalista en occidente: los norteamericanos que en su momento asesinaron a Kennedy para poder continuar sin oposición sus felonías. ¡Y como no los paremos...!

miércoles, 19 de octubre de 2011

Manifestarse no es suficiente


Que no basta manifestarse...
debería estar claro a estas alturas del saber histórico

Para llegar a un mundo sin amos de lo nuestro, las opiniones de quienes pretendiesen seguir siéndolo deberían ser acalladas violenta e incluso cruentamente (cuando hubiese formación bélica y fuerza suficiente para que ello no se considerase una temeridad infructuosa, factible por tanto de acarrearnos malas consecuencias) y no permitir ni que se nos caricaturizase a nuestros líderes o personas decentes (a las cabezas que deberíamos de poner sobre los hombros del pueblo y hacer que éste proteja a muerte), para contrarrestar ese efectivo juego sucio por los fascistas, que no paran así de potenciar la burla seudo democrática a que nos someten en ese como hacer campaña incluso durante las legislaturas regidas por nuestros supuestos representantes políticos. (Personalmente jamás me sentí representado por ninguno de estos, y me imagino que lo mismo les sucede a tantísima gente que instintivamente se desinteresan por la política al no haber instaurada una democracia real en la que puedan participar efectivamente en los asuntos públicos.) Y si las mafias fascistas pretendiesen que esto es o sería preconizar una dictadura proletaria, mentirían como siempre, porque lo que preconizo sería la auténtica democracia y no el juego seudo democrático por el que actualmente burlan nuestras expectativas robándonos todo y consecuentemente esclavizándonos a las mafias del poder.
  • Somos proletarios porque nos robaron todo. Estamos, pues, en nuestro deber de recuperarlo, para dejar de ser proletarios y no volver a tener jamás por encima de nosotros amos de lo nuestro, sino gestores honestos y muy controlados de la cosa (o res) pública.

Somos animales políticos y debería considerarse reprobable desentenderse de los asuntos y obligaciones públicos, visto en que paró vivir alienados de nuestros intereses políticos bajo la bimilenaria presión de la mafia católica de occidente.
  • No cabe, pues, decir que el hombre que no se interesa por la política es un hombre que se limita a sus propios asuntos, sino que es un hombre completamente inútil de cara a la defensa de nuestros intereses y, en un nuevo orden social fraguado por quienes nos preocupásemos por dichos intereses, estos comodones y estúpidos deberían ser relegados a las más bajas labores sin ni siquiera permitirles la procreación.
  • Pero antes de llegar a eso y, en vez de continuar alienando a la plebe, deberíamos ir a una democracia real por la que se nos propicie estar bien informados de los asuntos públicos mediante la praxis política: A base de discutir adecuadamente en asambleas todo entre nosotros, en el marco de nuestra "Iglesia de Liberación", para sin precipitaciones temerarias y en una especie de curso de educación política continuado, tratar de no volver jamás a estas situaciones actuales, por supuesto que queriendo los medios para hacernos respetar.
  • Y si porque llegásemos al estado ideal de llegar a tener un pueblo rearmado bélica y doctrinalmente y consecuentemente decidido a toda terribilidad, incluso bárbara, en contra de posibles enemigos, no hubiese necesidad de enfrentarnos a enemigos abatidos psicológicamente por el temor a ese tipo de hombres enteros que por estos medios se preconiza y pudiésemos vivir tranquilos, sería estupidez y locura entrar en guerra contra estas mafias sólo por afán de venganzas (no tener que enfrentarlos sería lo ideal, pero no creo que vaya a darse el caso plenamente, aunque sí que podría conseguirse la realización parcial de dicha tesis si obrásemos inteligentemente).
  • Pero supuesto que estuviésemos inevitablemente obligados a elegir entre la sumisión y por ello continuar en esta esclavitud −de que no todos somos plenamente conscientes− o correr el riesgo de enfrentarlos con la esperanza de salir airosos, son preferibles los hombres decididos a afrontar voluntariamente el riesgo a quienes lo rehuyen. Pero a los cobardes deberíamos forzarlos a que se posicionen con nosotros, en vez de permitirles que estúpida y cobardemente se sometan a la autoridad fascista establecida (como se van a posicionar allí donde se les obligue a estar, preferible es tenerlos con nosotros para fortalecernos por todos los medios y disminuir al enemigo, que si le minamos la fuerza será más fácil de someter según mi tesis del enfrentamiento mínimo).

Debemos de ir a la formación de un partido realmente democrático, que se guíe por nuestras decisiones asamblearias; y no seguir pretendiendo que quienes hicieron oídos sordos a todas y cada una de nuestras manifestaciones anteriores, vayan a hacernos caso porque sigamos manifestándonos. El caso reciente de mayor gravedad fue la guerra de Irak, contra la que nuestros seudo socialistas entonces en la "oposición" ni siquiera opusieron el arma del referendo.
  • Se necesita gente capacitada que ayude a formar partido, para la recuperación tanto de la auténtica democracia como de cuanto nos robaron los fascistas a los pueblos del mundo. No es que todo esté permitido como ellos tácitamente y con sus hechos pretenden, y bajo ese lema nos someten a todo tipo de abusos disfrazados de gente bien (¡vaya angelitos!). Sino que por el contrario todo debe estar permitido en contra de enemigos crueles, con los que se debe de terminar para llegar a ser libres en base a nuestros esfuerzos y merecimientos, y no apropiándonos ni permitiendo que nadie se apropie de lo de los demás de forma artera e incluso criminal, al modo de los fascistas que nos esclavizan con su inicuo saber hacer a los pueblos del mundo, católicos todos ellos en el sentido genérico y/o universal del término.
  • Llamo, pues, a formar partido; para lo que deberemos elaborar documentos que poner a la firma de la ciudadanía, que impliquen la aceptación de la Iglesia de Liberación como institución necesaria, a la que deberán acudir en pleno todos sus feligreses y que deberá recibir para su mantenimiento todo −absolutamente todo− cuanto hasta ahora se destinaba a las otras iglesias, pensadas por los diversos católicos para la alienación de masas de población.
  • Y de esos ingresos, gestionados de forma total y absolutamente transparente, brotarían pagas justas para nuestros docentes (escuchen los que se manifiestan contra los recortes a la enseñanza pública), así como ayudas a todo tipo de desprivilegiados: proletarios con ingresos insuficientes, gente por reinsertar socialmente y similares.

Arriba, en la cabecera de mis entradas, una vez que ya formulé lo más sustancial de mis propuestas para darlas a conocer, proporciono forma de contacto, para quienes deseen emprender conmigo esta otra fase de mi proyecto. Espero gente competente que quieran ayudarme a dárselo a conocer al pueblo: mediante asambleas y mítines en las plazas públicas de cualquier localidad, para ayudarlo a crecer conjuntamente con nosotros en pro de alcanzar la libertad de todos: pero éticamente informada (la puta moralina cristiana, que se la coman los católicos que pretenden que nos conduzcamos según ella a fin de esclavizarnos).

Y que no importe el calendario por el que las fuerzas políticas al uso pretendan que se deban celebrar elecciones. Ya que, si nos erigiésemos en fuerza política suficiente, éstas las podríamos forzar cuando se nos apeteciese: a menos que quisieran golpearnos o intentarlo hacerlo nuevamente. Mejor, claro está, si quedase en mero intento; para lo que deberíamos estar pero que muy preparados. Se ofrece aquí labor para muchas voluntades grandes y nobles. Quedo a la espera.

Muchas gracias

miércoles, 12 de octubre de 2011

Un nuevo orden mundial: ¡fascista? ¡popular?


Mi tesis sobre el neoliberalismo
es que NO es mero neoliberalismo
es también frío cálculo para el exterminio de masas de población

En el día de las Fuerzas Armadas tengo a bien comunicaros una tesis de suma importancia que parece escapársele al entendimiento general: «Lo que actualmente se denomina por muchos de política neoliberal por aquello de las "privatizaciones" entendidas como apropiación indebida de los bienes públicos, debería entenderse asimismo como cálculo por las mafias del poder para el exterminio masivo de población... por dignos cachorros de la mafia católica que hace dos milenios nos impuso criminalmente en occidente el desarme doctrinal por el terror y el crimen, sirviéndose de los hombres de iglesia, mediante lo que ellos denominan de "Doctrina cristiana" (precisamente a la antidoctrina pensada para el desarme doctrinal; es decir, para la deconstrucción por ellos del ente popular previamente existente gracias a la buena ética antigua). Se trata de la misma mafia que hace medio milenio les hicieron otro tanto a los indígenas de los continentes americanos, sirviéndose de miserable, aborregada, sumisa y obediente, de vil carne de cañón; es decir, de cabras, gansos y cruzados mentecatos, para la consecución de sus fines».

Como se les descubrió el intento de exterminarnos de forma artera y cobarde ("científicamente"), utilizando virus letales de la gripe después de haber cambiado el concepto pandemia para poder obligar a la vacunación masiva por La Organización Mundial de la Salud (OMS, que tuvo su origen en la Conferencia de San Francisco en 1945 y la Conferencia Internacional de Sanidad de Nueva York de 22 de julio de 1946, convertida en una institución especializada de la ONU el 7 de abril de 1948), estando Margaret Chan de directora general...
  • Véase lo que al respecto nos dice Teresa Forcades, doctora en medicina por la Universitat de Barcelona, que denuncia intentos de "Vacunación contra la gripe A" y la manipulación de la farmacéutica Baxter que al parecer distribuyó a 16 laboratorios de Austria, Alemania, la República Checa y Eslovenia, 72 Kg. de material para preparar miles de vacunas letales contra el virus de la gripe estacional. Las vacunas tenían que ser administradas a la población de estos países durante los meses de febrero-marzo. Antes de que ninguna de estas vacunas fuese administrada, un técnico de laboratorio de la empresa BioTest de la República Checa decidió por su cuenta probar las vacunas en hurones, que son los animales que desde 1918 se utilizan para estudiar las vacunas de la gripe; y como todos los hurones vacunados murieron se investigó en qué consistía exactamente el material enviado por la casa Baxter y se descubrió que contenía virus vivos de la gripe aviar (virus A/H5N1) combinados con virus vivos de la gripe de cada año (virus A/H3N2). Es decir, que se descubrió el criminal intento de estos fascistas de extender una pandemia letal de gripe sacada de sus laboratorios, de lo que el poder mediático mayoritariamente al servicio de las mafias del poder no se hizo eco, aunque sí lo hizo de un peligro de pandemia irreal con el que cabe deducir en buena lógica que preparaban la actuación que aquí se denuncia: campanas por la gripe-A (de 2009-09-23) y asimismo campanas por la gripe-A (de 2009-11-22)
  • Lo que en contra de todo tipo de vacunas, incluida la de la gripe A, nos dice Ghislaine Saint-Pierre Lanctôt, autora de "La Mafia médica" en Proyecto Matriz: Vacunación 101, Gran Documental de Ghislaine Lanctôt también aquí: Ghislaine Lanctot - La Mafia Médica o aquí: La mafia de la medicina y la farmacéutica-1
  • Asimismo este otro, que explica cómo se diagnostican enfermedades inexistentes (cómo se "fabrican" enfermedades), a fin de vender medicamentos sumamente adictivos y caros: El fin del letargo - El poder farmacéutico

.. ahora pretenden el exterminio de masas de población por otros procedimientos; pasivamente si nos sometemos mansa y borreguilmente a sus recortes; o por el enfrentamiento bélico entre nosotros mismos (si tenemos en consideración que ellos utilizan para la defensa de sus intereses de vil carne de cañón brotada del pueblo bajo, en contra de la gente más libre del pueblo), para lo que nos prepararían en enfrentamientos calculados trampas y celadas para ir exterminándonos por cientos de miles, si obrando valientemente optásemos por la mera reacción sin estar previamente preparados para afrontarlos con garantías de éxito (que no simplemente meras posibilidades de éxito, según yo preconizo en el marco de mis propuestas), como reacción ante esta grave provocación que se nos hace al pueblo por las mafias del poder en sus diversas formas (poder del que usan a sus conveniencia, pero no en pro de una sociedad de derechos auténtica). Hasta que les parezca que ya se deshicieron de suficiente población, incluida la gente más libre que no se les somete mansa y borreguilmente, para así quedarse en el sistema capitalista que proyectan con todo lo que nos robaron y un quantum de población consumista y sumisa suficiente para que todo les marche convenientemente a quienes se están adueñando continuamente de lo nuestro y por los sistemas capitalistas al uso se liberan a nuestra costa como especuladores mafiosos que no aportan nada positivo al resto social, parásitos que obtienen seguridad de vida y libertad a base de todo tipo de abusos en contra de la población mafiosamente sometida por ellos, cuando los derechos a bienes y servicios en el marco de sociedades de derecho auténticas deberían serlo en base a las prestaciones positivas de los individuos al resto social, y no por lo que esté robando cada cual o hayan robado ellos o sus mafiosos papitos.

Debido al desarrollo tecnológico alcanzado que nos posibilita poder disponer de todo tipo de bienes de consumo con una mínima dedicación de tiempo y medios o mano de obra, el sistema capitalista no volverá a ser jamás lo que fue para muchos antes del manido tópico de la crisis (tópico en el sentido en que se utilizó profusamente del concepto, pero sin jamás definir de cara al pueblo que no piensa intelectualmente en qué consistía o consiste exactamente ésta). Esta consiste en el más descarado latrocinio mediante esta seudo democracia (falsa democracia si lo prefieren) por la que la mafia política posibilitó legislatura tras legislatura la vulneración de esos derechos y libertades mínimas que se pretendían con la constitución de 1978 (secundada claro está por el nefasto poder judicial que nos toca padecer a los españolitos), que se nos fueron recortando al tiempo que se fueron adueñando arteramente de todo lo nuestro: Que por supuesto deberíamos de recuperar dado que sin duda alguna nos pertenece y si queremos los medios en vez de como Juan el soñador de la justicia y demás cosas bonitas, en ese pensar como estadistas que preconizo sin duda que podremos recuperar todo, incluso la libertad perdida hace dos milenios a manos de la manipuladora y criminal mafia católico-fascista.

Estos mafiosos saben que no estamos preparados para la victoria y que además nos utilizan a nosotros contra nosotros mismos (miserable carne de cañón, aborregada, sumisa y obediente); contra los que no nos plegamos dócilmente a sus manipulaciones, latrocinios y demás abusos de poder. De ahí que entre mis propuestas para la construcción del futuro esté la de la "Iglesia de Liberación" para la reconstrucción del deconstruido ente popular por los católicos y que en mi estrategia preconice el vaciarles paulatinamente la fuerza de que actualmente disponen al tiempo de irnos fortaleciendo nosotros, para en una guerra más de la inteligencia que del enfrentamiento cruento poder someterles al mínimo coste en vidas a nuestros intereses realmente populares a todos esos falsos populares que actualmente nos mangonean: como es bien sabido por muchos, que no de todos, con motivo de que siempre hubo y habrá imbéciles.
  • En este caso, Dios propone y los hombres dispondrían si gracias a lo que todavía tenemos de democracia y tras llegar a conocer estas propuestas para la construcción de un futuro realmente popular llegasen a rechazarlas o aceptarlas. Ayúdeseme a hacer trascendente lo que ahora es mera inmanencia en forma de propuestas perdidas en el océano de Internet, y estoy seguro de que habrá gente inteligente y noble que sabrán apreciarlas, por mucho que los manipuladores traten de denigrar a la suma inteligencia que las propone.

Si nos limitásemos a la mera resistencia pacífica en contra de estos inconmensurables abusos de poder, la vida de muchos aparte de miserable se vería sustancialmente acortada por la miseria en que se nos está sumiendo. Pero si tratásemos de enfrentar la violencia de estado con la sola fuerza y nula preparación bélica de que disponemos y esto parase en un nuevo enfrentamiento en contra de las mafias del poder (del poder en sus diversas formas), estos aprovecharían sin duda para volver a asesinarnos por millones, como por ejemplo hicieron los franquistas, con motivo de que para quienes nos robaron todo cuanto el pueblo produjimos sencillamente sobramos de cara a eso que se llama por ellos desarrollo sostenible (basado en el mercantilismo por el que se liberan a nuestra costa).
  • Pero eso según sus cálculos que no tienen necesariamente por qué salirles según sus planes, si decidiésemos enfrentarnos a ellos sólo cuando estuviésemos suficientemente preparados y con ellos en estado de debilidad según mis propuestas políticas que implican esa necesaria "Iglesia de Liberación" que deberíamos de poner a funcionar a la mínima demora. Haciendo bien las cosas, en ese pensar como estadistas que preconizo, se les pueden desbaratar todos sus planes de nuevos abusos, además de recuperar todo cuanto nos robaron.

"Formar para transformar", decía el lema que se utilizó estos días por las plazas de Cataluña por gente universitaria, y eso es lo que trato de hacer trascender de mejor manera aún y desde hace algún tiempo (primeramente con conversaciones en las que pedía ayudas que no conseguí para informatizar a la mínima demora mi saber, en forma de propuestas para la construcción del futuro que interesa a la mayor parte de la humanidad). De momento todo lo mío es simple inmanencia, cual un arpa silenciada y cubierta de polvo por oscuros rincones...
  • ..e incluso me cubrirán de mierda con la que estos marranos desacreditan sistemáticamente a todos sus opositores −y sino al tiempo−, cual hicieron con Nerón y los héroes latinos que pacificaron a base de sangre y valor romanos a los bárbaros del norte de Europa −germanos, helvecios y galos que había que mantener en su madre patria en vez de colonizando bárbaramente tierras de otras naciones−, con Maquiavelo que por contrario a los intereses de los señores feudales y sus comparsas y lameculos fue desacreditado por todo el aparato de poder de su tiempo −fundamentalmente por los arteros teólogos, que llevaron al imaginario popular su supuesto maquiavelismo pese a que fue sumamente recto, noble y realmente popular en sus tesis−, con Napoleón caricaturizándolo en base a la supuesta promiscuidad de su Josefina, con Adolfo Hitler que últimamente se me dice que se follaba a sus perritos por una filo-judía −entonces comprendí de mejor manera aún, por qué se les llamaba marranos a los judíos en la España de los siglos V y VI− (de los nazis se llegó a decir que hacían jabón con la grasa de los cuerpos de los judíos y cuando ya no pudieron sostener sus mentiras justificaron que era propaganda de guerra, como si las guerras debieran hacerse sin motivos suficientes o en base a falsos motivos como últimamente se hizo por estos mafiosos para justificar arteramente la guerra de Irak).
  • Y mucho cuidado en meterse con los maestros de los católicos de occidente (el prevaricador y colonialista pueblo judío), cuya cruz en que estos mataron a Cristo para aterrorizar a su pueblo y mantenerlo en la esclavitud, los católicos adoptaron a modo de símbolo de su victoria en contra de nosotros. Si en vez de borreguitos fuésemos leones, no tendríamos ni para un diente con estos hijos de la "Grandísima Ramera" que se dice que es la nueva Roma.