domingo, 29 de julio de 2012

El 15-M, humo coloreado no' más

El 15M es como humo coloreado por las buenas prácticas antiguas, pero sin la voluntad de poder de nuestros antepasados, que con su sabiduría y sangre y valor nos pacificaron el mundo para que viviéramos en libertad, hasta que cobardemente el pueblo nos lo dejamos joder por el terror que nos inspiró la mafia católica con sus crímenes y la metafísica de verdugos inherente a su puta doctrina cristiana, con que nos fueron aborregando para esclavizarnos en su pro, hasta que actualmente nada queda de aquellos leones que fuimos el pueblo en la antigüedad.
  • Toda esta crisis, al igual que lo anteriormente vivido, no es sino más de lo mismo durante estos dos milenios bajo el poder católico, que jamás dejó de golpearnos de todas las formas posibles: A fin de que trabajásemos para engordar a las mafias del poder, que actualmente y gracias al desarrollo tecnológico que afortunadamente hace innecesaria mucha mano de obra, ya no necesitan de tantos esclavos y nos van a exterminar como a borregos por medio de los brutales recortes hechos a la sociedad del bienestar que lógicamente se pretendía generalizada, si no reaccionamos acogiéndonos a una guía política capaz de sacarnos hacia otro sistema que les haga imposible a estas mafias sus prácticas "capitalistas". (La tecnología debería estar para que viviésemos bien y descansados disfrutásemos de un excelente sector del ocio que nunca tuvimos, aunque no se lo parezca así a un sinnúmero de groseros estómagos agradecidos.)
  • Fuera con lo que sobra es la actual filosofía católica y demás comparsas partidarios del 'statu quo', y la están llevando a la práctica resuelta y cínicamente, contra pueblos desarmados doctrinal y bélicamente por la alienación mediático-religiosa de milenios, progresivamente infantilizados. (Hay que ser estúpida masa como para haber consentido tal cosa; y no le veo otra explicación, porque en realidad no la tiene).


El 15M cabe considerarlo como regido en enorme medida por los retoños de las burguesías y otros infiltrados que, a modo de topos, tratarán en todo momento de controlar reacciones perjudiciales a sus intereses plutocráticos. Motivo por el que desde dicho mal llamado "movimiento" (moverse hacia el "Statu quo" no es moverse, pero se obra), por parte de unos como de otros, consciente e intencionadamente, obrarán a modo de obstáculo y rémora, contrarios a la necesaria reacción en contra de los abusos históricos por parte de los poderosos que nos toca padecer. Se limitaron desde sus inicios a amagar como lo hicieron, a fin de reclamar una continuidad del sistema capitalista en su pro. Ese fue el trasfondo de sus asambleas o actuaciones, en las que los "mandamás" en ellas no quisieron escuchar nada que implicase una cierta razón histórica; que implicase una cierta y razonable radicalidad: en el sentido de la conveniencia de atajar o no los problemas en su raíz histórica, tal y como procedería (al respecto, ni siquiera dejaron hablar). En Sol, con motivo de unos llantos por las tergiversaciones que desde el poder se hicieron en contra de alguna de sus actuaciones, que pormenorizaron, cuando pude hablar les aclaré que era una técnica fascista bastante habitual el usar de mala baba en contra de todo lo que no les conviene, cual sapos que así protegen sus intereses y los de sus crías. Pero previo al concederme la palabra, esta gentecilla hicieron un llamado suficientemente descarado a la asamblea, para que silenciasen a quien, por ya conocido, sabían que podría intentar hablar excesivamente claro para sus intereses, con respecto a lo que ese día se trataba. Para ello recordaron a los participantes los gestos convenidos a efectos de manifestar desacuerdo e interrumpir el pensamiento y discurso del ponente (repito que ya me conocían, aunque también yo a ellos los tenía ya calibrados y no me afectó mayormente el hecho, pues incluso quedaron en evidencia, excepto claro está ante sus congéneres igual de falsos). Tienen en el obscurantista, asqueroso y nefasto poder mediático que padecemos, buenos maestros en la utilización de las técnicas para "silenciarnos". Pese a todo hable claro, y aunque sólo una pequeña parte de lo que tenía y tengo que decir, se me escuchó con gusto por la mayoría, a excepción de un par de niñatas, a las que acabé pidiendo que dejasen de bailotear insistentemente las manos para que pudiese concentrarme en lo que tenía que decir. Y pese a ello los "infiltrados", que a disgusto y tratando de condicionarme de forma inaceptable me concedieron la palabra y pretendían retirarme el micrófono antes de terminar, acabaron reprochándome que no se lo hubiera dado tan pronto como me lo pidieron, alegando un desacuerdo de la asamblea que no había existido: Cosa que les hice ver con rotundidad (pidió disculpas el mierda que así obró, para inmediatamente retractarse aseverando que pese a ello no tenía por qué disculparse), para que a continuación uno de ellos comenzase a dar una larga "misa" pacifista que nos hizo reír a muchos, incluido yo que retiré riéndome y poniendo de manifiesto su falsedad en voz bien alta. Hay quien opina que "infiltrados" lo son todo el 15M, aunque yo he podido ver ahí bastante gente de corazón e incluso algunas ideas suficientemente claras.
  • Tuve la anterior experiencia en "Sol", aunque previamente y en los inicios de este humo coloreado que son el 15M, tuve otra similar en el "Parque del Retiro", cuya impresión lamentablemente debe quedar como definitiva (de ahí el presente trabajo). Cuando, inmediatamente de tener mi experiencia del Retiro, la comenté en el sentido arriba expuesto con algún miembro de las marchas venidas a Madrid desde el sur, sin duda que gente decente e inteligente y por tanto ya desengañada, se me confirmó mi tesis sin reticencias, en base a lo que habían sido sistemáticamente sus propias experiencias desde los inicios de este movimiento hasta aquel entonces.
  • Eso y no otra cosa significan sus estúpidos legalismo y pacifismo, que no son sino arte domesticador por una parte y por otra más de la puta moralina cristiana (sólo que ahora predicada sin necesidad de recurrir al bulo religioso: sin la pompa y boato inherentes a las comedias a cargo del clero, y por tanto de forma mucho más sutil y encubierta), sabedores de que tan estúpida y cretinizante moralina, forma ya parte indisoluble del espíritu popular (si es que cabe achacarle espiritualidad al pueblo como conjunto: en el recto sentido de potencia intelectual, en vez de sólo a determinados entes populares ya maduros y bien logrados). El heterogéneo "movimiento" 15M, en su mayor parte son humo coloreado, sospecho que pensado para frenarnos al pueblo con sus estériles actuaciones y falsas tesis (pacifistas, economicistas y similares). Todo su obrar en contra de los más poderosos, no fueron sino que amagos, a fin de tratar de mantener abiertas en el sistema posibilidades en su pro, y así conferirle impunidad al poder por todos sus abusos (recientes como anteriores). Todo su "obrar" está pensado únicamente para tratar de asentarse ellos en su momento como funcionarios de esto o de lo otro, supuestamente para usar del poder más moderadamente (pero nunca para liberarnos al pueblo). En realidad "movimiento" carente de proyecto político que oponerles a los dominadores de milenios, que a modo de constante histórica nos están jodiendo (pero que bien jodidos), sin otro proyecto político que el ejercer de supuestos moderadores, de sus mayores mejor situados en las instituciones de poder al uso, con lloros meramente economicistas (haber si así los gordos sueltan algo de la grasa acumulada, en su pro), pero sin propuestas válidas para sacarnos al pueblo del actual contexto histórico, hacia otra historia más social al modo de la que yo preconizo.
  • No es necesario el dinero, sobra porque por él se hacen demasiadas cosas negativas y, por tanto, antieconómicas. Y lo que sobra, por estar de más, debería de acabarse con ello. (Según mi tesis al respecto.)

El catalogarlos de movimiento me parece disparatado, por excesivo, ya que no veo que en realidad quieran moverse a fin de solucionar la situación histórica que padecemos que -aunque peculiar por el actual desarrollo tecnológico, que posibilita las modernas formas de producción (y por ello el sistema capitalista es imposible que pueda continuar como hasta ahora)-, intrínseca o esencialmente sigue siendo la misma historia y, quienes nos mangonean y manipulan, del mismo tipo mafioso que sus antecesores. La gente del 15M no parecen querer para ellos sino que algo de esa inmensa tarta, que tan fácilmente se puede cocinar por tan fabulosos medios tecnológicos (cuando lo procedente sería cambiar la forma de repartirla y de hacerla sostenible, consecuentemente acabando con este disparatado sistema capitalista al uso). Por otra parte, los designios de los poderosos apuntan a que les sobramos quizá cuatro o cinco mil, de los siete mil millones que habitamos la tierra, y a que ya intentaron exterminarnos masivamente por el virus letal de la gripe aviar, sacado del laboratorio americano Baxter. (A su manera, a cargo de la mafia médica, de forma científica aunque muy artera y cobardemente, también pensaron -y sin duda que continúan y continuarán pensando- en la "sostenibilidad"; aunque nada bueno nos cabe esperar de esta gentuza y por ello deberíamos tomar cuanto antes sobre nosotros la responsabilidad de nuestro destino, a labrar por nosotros mismos.) Al respecto véanse al menos esos tres trabajos:
<Campanas Por La Gripe-A> y asimismo <campanas por la gripe-a>
<Solicitud internacional de ayudas>

*            *
*

Ciertamente, todos los caminos conducen a Roma. Pero no a la Roma que se nos impuso por la mafia católica, sino a la venerable Roma antigua y esa Sociedad de Derechos auténtica, que querían y estaban elaborando para nosotros nuestros nobles antepasados, antes de que la parte malvada de entre los romanos, del tipo de los que asesinaron a César, predominase por el terror y el crimen, a efectos de poder hacer con nosotros todo esto que de forma más o menos explícita o implícita os relato a lo largo de mis trabajos, y ello a modo de constante histórica y no meramente en la época en que vivimos las generaciones actuales. Y todo esto que os relato, lo hago por ser de vital importancia a la hora de poder afrontar con éxito cualquier cambio político, sobremanera si queremos escribir nosotros la historia por nosotros mismos en vez de delegarlo en estos mafiosos. Todo pasa por hablar sin dejarse amendrentar, ya que el verbo es Dios y sólo Dios tiene el atributo de poder crear (pero no al modo de los maricones y marujas de que tan eficazmente se sirven a fin de preservar el "statu quo", porque entonces en vez de crear hombres seguiríamos creando imbéciles, cerdos y otros especímenes).
  • Para ello os doy todas las claves, indicándoos incluso los medios a utilizar para los más diversos supuestos, sin ninguna estúpida cobardía ni moralina estupidizante, sino más bien con realismo similar al que ellos utilizaron para imponerse a lo largo de milenios. Y ello lo dirijo a quienes de verdad quieran cambiar la historia, a fin de comenzar a escribir otra de dignidad, belleza y bienestar generalizados para el conjunto humano (en sustitución de este cochino montaje católico, para exclusivo beneficio de ellos a costa del resto). Trabajo a fin de decidir a muchos a obrar con realismo de estadistas, para que sepan, además de los medios a emplear, también cuál es el futuro que nos conviene. (No se olviden, amigos míos, que todos los caminos conducen a la venerable Roma antigua, cuya noble labor tan obscurecida quedó por la mafia católica.)
  • Y todo ello pese a que el pueblo, mayoritariamente, no se percate y vivan sólo el presente histórico, asumiendo como buena una vida mezquina, estúpida e incluso grosera y asquerosa, en la que todos los moratones van a parar a la carne del pueblo. Pero eso no debemos seguir acatándolo, cuando las posibilidades de vida que aquí se les propone contraponer a esta inmunda basura -en forma de futuro de belleza y bienestar generalizados, que a la gran mayoría conviene-, podemos realizarlas, si con inteligencia y decisión echamos los restos a fin de someter a nuestra soberana voluntad a las actuales mafias del poder, a fin de descabalgarlas del burrito del pueblo que tan bien supieron crear usando de la alienación mediático-religiosa (pluralizo porque confío en que no voy a continuar trabajando en soledad como hasta ahora, mucho tiempo más, la realización de mis propuestas; porque confío en que lo que propongo no tardará en hallar el eco y consiguiente apoyo que se merece).