jueves, 23 de agosto de 2012

¿Quiénes eligen Defensor del Pueblo?

¿Quiénes deberíamos elegirlo y a quién?

¿A Soledad Becerril?

¿A Juan Manuel Sánchez Gordillo?


a. Soledad Becerril, sobre Gordillo: "A esas pobres chicas las han maltratado"
b. Soledad Becerril: 'Lo de Sánchez Gordillo es robo con violencia hacia mujeres'
c. Gordillo tacha de fascista a Soledad Becerril por acusarlo de violencia contra la mujer
d. Sánchez Gordillo pide la dimisión de Soledad Becerril por acusar al SAT de "robo con violencia contra la mujer"
e. Gordillo, que anuncia que habrá más acciones en supermercados, responde a Griñán que "más deleznable" es el caso ERE
f. Sánchez Gordillo pide la dimisión de Soledad Becerril por criticarle

El siguiente párrafo viene del artículo c: «Asimismo, Sánchez Gordillo ha insistido en la apuesta del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) y de su partido, el Colectivo de Unidad de los Trabajadores - Bloque Andaluz de Izquierdas (integrado en IU), por la lucha pacífica. "Llevamos 32 años de práctica de no violencia y en ese momento tampoco hubo ninguna violencia...»

Dicho que demuestra que Juan Manuel Sánchez Gordillo no es un buen estadista (es un pacifista, de lo que se ufana incluso ante situaciones de indignidad para el pueblo, de las que él, con seguridad, estará más y mejor informado que pueda estarlo yo). Pero sí sería un excelente Defensor del Pueblo y yo votaría por él, si no fuese que esa prerrogativa ya se la han arrogado nuestros falsos demócratas y sólo supuestos representantes políticos de los más diversos partidos.

*          *
*

¡Querido pueblo! (aunque empequeñecido por la alienación mediático-religiosa); del pueblo procedo también yo y con él estoy y quiero estar de la mejor de forma o manera. ¡Queridos enanos! (por educados en la alienación -claro está-, en vez de en la praxis política); aunque yo os quisiera grandes y libres, en vez de empequeñecidos por los genios al servicio del fascismo. Yo no aspiro a ser padre de más constituciones fascistas ni reformas constitucionales (componendas) con las que engañaros, a fin de seguir con el juego seudo-democrático al servicio de los poderosos, en vez de al servicio del pueblo trabajador por la honesta administración de la cosa o res pública (que equivale a decir, por la honesta administración de la causa del pueblo, u honesta administración de la propiedad pública, inexistentes la una como la otra). Debido por una parte a que nuestro anciano sistema capitalista sobrevive, únicamente, gracias al interés que lo es en realidad de muy pocos, y a su habilidad en dividirnos y mantenernos alienados, no hay causa del pueblo a administrar por ellos, sino la voluntad incondicional de esclavizarnos sistemáticamente. Por otra parte, debido al latrocinio de las privatizaciones y a la corrupción generalizada: por la que desde las más diversas instituciones se llevan la mayor parte del erario público, sin que éste surta jamás a los efectos para los supuestamente se lo destina, la propiedad pública pasó a ser una especie de feudo del que se enseñorearon las mafias del poder, a fin de vivir parasitando a los demás.

Es imposible crecer espiritualmente asumiendo las valoraciones meramente morales de que se nos imbuye por el enemigo, usando de los poderes mediático y religioso. Debéis saber que la violencia es, más que necesaria, imprescindible cuando de configurar o mantener estados se trata. El estado de cosas actual es sin duda alguna fascista, para nada democrático (el juego democrático no es sino que un juego y para nada democrático ni democracia)... y, para quienes me siguen atentamente, ya no deberían caber dudas de cómo se nos impuso en occidente este orden fascista. De todos los estados basados en la alienación mediático-religiosa del pueblo, el capitalista y muy católico estado occidental (protestante, judío... qué más da) es, sin duda alguna, el más cruento y criminal jamás existido (en singular, dado que la separación en naciones a estos efectos no es más que aparente; ya que en realidad están muy bien orquestados, a efectos de mantener las diversas naciones a modo de feudos para el beneficio de los poderosos del mundo actual, que en ellas nos mangonean sistemáticamente). Si el pueblo quisiéramos cambiar el estado de cosas, de-hecho (efectivamente, y no sólo aparentemente), deberíamos querernos fuertes y dispuestos a toda violencia, crueldad y barbarie, a fin de que se nos respete y podamos disfrutar de un bienestar generalizado, así como de una paz digna, en un estado de cosas realmente democrático. Consecuentemente deberíamos descartar las valoraciones inconscientemente asumidas, o bien nutriéndonos "espiritualmente" a base de misas desde niños o jóvenes inmaduros, o nutriéndonos asimismo "espiritualmente" de la porquería mediática al uso, de que también se sirven para amansarnos y desarmarnos doctrinalmente (que no sólo para entretenernos con basura mediática, con la que evitar que nos preocupemos por nuestros intereses reales, que equivale a decir políticos).
  • Digamos que hay dos clases de mentes poéticas, unas aptas para inventar fábulas y otras dispuestas a creerlas. Consecuentemente que... "Cada uno es como Dios lo hizo y a veces incluso peor". (Y con esto tratamos aquí del anhelo de fantasía del ente popular y de la ignorancia creada por los genios, en el decir del gran maestro mediante su obra José Larralde; aunque no dudo que duro y por ello bastante difícil de roer para el entendimiento de muchos, sobremanera para los ajenos al argot o forma de decir latinoamericana.)
  • No se pueden fijar normas éticas para todos los hombres, ni incluso para un grupo de ellos; sino que en cada ocasión concreta y determinada, cada agente tiene que percibir lo que es o no oportuno; lo que es moral o inmoral (los mineros asturianos ya dejaron dicho que "están hasta los mismísimos cojones"). Se trata, pues, de un radical contingentismo moral, que no da lugar a la posibilidad de formular ley moral alguna. Motivo por el que no cabe sino que el ceñirse muy bien los riñones (no los intelectualmente castrados y  por ello infantilizados o afeminados, sino quienes tengan lo que se debe tener) y aplastar inmisericordemente a la infame (a la puta moralina cristiana, de que también se os imbuye mediáticamente sin necesidad de misas). Y consecuentemente querer con realismo los medios para un cambio de sistema o, en su defecto, aceptar el continuar sometidos a nuestros opresores de milenios (al mundo católico).
  • Aprovecho para decir aquí que yo me he prohibido, a mí mismo, el entrar de forma habitual en esos confesionarios que son los bares (sólo lo hago cuando necesito cubrir alguna necesidad, para salir inmediatamente después de satisfecha); asimismo me he prohibido oír radio-televisión y leer periódicos (Internet es la mejor y más libre fuente de información, pese a que se hizo mucho para tratar de conseguir que sea otra porquería mediática, llenándolo a tales efectos de páginas basura y restringiendo el libre acceso a muchos contenidos de interés, mediante leyes y otras abusivas formas de intervención, a fin tratar de impedirnos el acceso a todo lo que en realidad importa; en cuanto que lo que no debería importarnos, nos lo meten como a embudo por todas partes, con una omnipresencia que para sí quisiera el Dios que ellos fabulan). Y si me interesé por esta polémica en torno a Juan Manuel Sánchez Gordillo -a quien conocí en Marinaleda, previo a la concentración el día primero de mayo en la finca en Somontes, en Palma del Río (Córdoba), en la que estuve: http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/05/01/andalucia/1335898799_648247.html-, fue con motivo de que se me notificó por gente amiga por Internet.

Los caracteres débiles, propensos al sueño o a una vigilia similar al sueño, son el resultado de la trabazón de elementos pasivos (impartidos por la religión y el poder mediático en forma de fútbol, telebasura y similares). Contra alineaciones sin vida está la tragedia (o arte trágico) que, influyendo con sus mitos las almas receptivas, creó hombres más justos, sabios y valientes (como-leones). El desgarro de lo trágico implica tener que elegir entre dos extremos excluyentes igualmente deseables, en los que se implican otros entes (por ejemplo: en política tomar partido honestamente a favor del pueblo, o sólo fingirlo y en realidad estar del lado de sus explotadores: por míseras prebendas que jamás darán vida a la vida, que es lo que en realidad hace falta)... implica el todo o nada, pues mucho o poco no son bastante. De ahí que yo esté a favor de un mundo sin amos de lo nuestro; sin parásitos y de que abogue porque el pueblo estemos armados doctrinal y bélicamente (a fin de que podamos hacer respetar, por nosotros mismos, una sociedad de derechos auténtica e igualitaria; una sociedad libre de actividades superfluas, de parásitos o amos de lo nuestro, en la que nadie sea esclavo de nadie ni por el látigo ni porque pueda ser comprado a golpe de talonario; y no lo haga por más sociedades de derechos mínimos, que para más inri nos vulneran reiterada y sistemáticamente). Imposible ser trágico y no libre: «Consecuentemente se debe llegar al extremo, con tal de preservar nuestra "real" honra y derecho a vivir dignamente, en paz y libertad... pero-reales» (a ese tipo de educación es al que llamo, y no al continuar educando al pueblo en la alienación).
  • El fenómeno de la televisión demuestra que la gente está dispuesta a ver cualquier cosa, con tal de no verse a sí misma o su problemática social (con la gente adormecida por este nuevo opio o religión, es como si viviésemos en una gran tumba, carente de entes y vida reales). Donde funciona un televisor hay alguien que no está documentándose o leyendo cosas que realmente importen, a fin de obrar consecuentemente con la problemática que se deba afrontar. (No podemos matar el tiempo sin herir la eternidad; se pretende establecer una confusión falaz entre gloria y eternidad, creo que a fin de ganar adeptos para la causa fascista, que tantas glorietas le dedica a gentes que a mi honesto entender son mediocres o incluso despreciables; como por ejemplo lo son, y-no-sólo-para-mí, tanto el tan celebrado Cervantes, como su Quijote y... si alguno así lo desease, se lo podría explicar, recurriendo para ello, a la tesis de Nietzsche con respecto a tan despreciable acontecimiento.)
  • Se es sabio por estudiar las cosas precisas; que nada hay indiferente se comprueba al recolectar: No te canses, pues, ¡oh necio!, en lo que nada aprovecha.
  • El azar es orden en el tiempo y por ello el pasado define al presente, dado que "la Humanidad" continúa sin ser dueña de su propia historia. En realidad lo es El Cuco, ese grande y astuto pájaro que hace que a él y a sus crías los alimenten y engorden las pequeñas e ingenuas avecillas. (Tanto por la manipulación como por la fuerza, así nos lo vienen imponiendo los fascistas desde hace milenios.)

Procede un cambio de sistema económico-político, sin duda que educando al pueblo en la praxis política en vez de en la alienación. Es por ello que cuando supe que el 15-M había creado la web "Propongo Tomar la Plaza", creé una cuenta y... a continuación, en las categorías Política-> Sistema democrático-> Democracia directa-> Referéndums de dicha web, colgué el siguiente trabajo: Propongo crear un sistema mundial alternativo al capitalista, por un mundo sin amos de lo nuestro... -> según mi guía política. Proposición que procede mantener y por tanto mantengo.