martes, 4 de diciembre de 2012

¡Qué corta memoria tenemos!

Los miembros de los gobiernos que fueron a guerras ilegales, que mataron incluso connacionales mediante la trama interna por la que derribaron las "Torres Gemelas" (trama que después utilizaron como excusa para las guerras ilegales y la supuesta guerra interior en contra de un inexistente terrorismo -cosa que ellos sabían inventores que eran del mito-, por la que se ufanaron de haber apresado a mucha gente: A la que por no ser cierto hubieron de liberar ante la presión de sus opositores; pero silenciosamente, tratando de no quedar en evidencia y de dejar al pueblo americano en la creencia de su efectividad de gobernantes protectores: Que mi dios me libre de gente así); toda esa gentuza siguen vivos. Siguen vivos, en naciones donde este tipo de crímenes se castigan con la pena de muerte (que no otra cosa es la que se merecen criminales de ese calibre).

En el resto de las naciones (aquellas que no tengan establecida la pena de muerte), se les debería desalojar del poder... desde una oposición internacional, preparada a tales efectos (jamás al modo de los manifestantes que van a llevar palos como imbéciles, sino dispuestos a hacerse respetar y por tanto armados de similarmente a como puedan estarlo los marines americanos: Por difícil que pueda llegar a ser un traslado del poder a las asambleas populares, que implique también el armarlas, para así vaciar efectivamente esas cuevas de "Alí Babá" que son nuestros parlamentos-). Me parece lamentable y muy triste el hecho de que, parte del gobierno que llevó a hombres del mundo árabe más enteros que nosotros lo somos a la matanza de Atocha: con motivo de no haber parado los españoles la intervención mafiosa por el gobierno de Aznar en contra de Irak, sean quienes actualmente detectan el poder político. Si tal y como ya se sabe sobradamente -o debería saberse a estas alturas de la historia- nada les importa ni importó a nuestros gobernantes de este último intento democrático la voluntad popular, por la que supuestamente hubieran debido regirse en sus acciones de gobierno... sólo me resta decir: ¡A qué coño esperáis para asumir la alternativa que entendáis como la más conveniente de entre las que se expongan a vuestra consideración, para acabar con las seudo democracias occidentales y comenzar a gobernarnos por nosotros mismos? (por mal que nos gobernásemos al inicio, lo más probable es que no fuese por el hecho de seguir engordando a este tipo de parásitos fascistas, a costa del resto social).


*          *
*

Ayer se me documentaron las felonías históricas de los occidentales en África, mediante un "EUROPA CERRADA.pps", al que le cambié la extensión y convertí en "Europa cerrada.odp", para ver con el maravilloso programa "LibreOffice Impress", sobre el asimismo excelente "Ubuntu 12.04 LTS". Y el caso redunda en mi afirmación de que estos hijos de la "Gran Ramera" que es la Roma moderna (católicos, en el sentido universal del término que recojo en mis trabajos), no cesaron, a lo largo de su ya bi-milenaria historia, de hacer piratería superior con fondos y demás medios públicos (por supuesto que, para beneficio de unos pocos). En el documento se habla de un África económicamente empobrecido por la piratería efectuada por las mafias del poder accidental. Pero África podría resurgir fácilmente, si los pueblos del mundo tomásemos el poder político a nivel mundial (según os indico en mis trabajos, y como única forma posible de lograr un desarme bélico y el buen gobierno por el pueblo de sus asuntos, en vez de seguir delegando nuestros intereses en tecnócratas fascistas y por tanto mafiosos, que siempre someterán al pueblo a sus intereses con violencia o malas artes), y le proporcionásemos a los africanos la necesaria ayuda internacional, para que active inteligentemente sus más diversos recursos humanos y tecnológicos (sus más diversos sectores de la economía real: cual industrias diversas, agricultura, etc. Además de convertir al pueblo en su propio cuerpo y fuerza de seguridad, en solidaridad con el estado mundial que deberíamos crear).
  • Con esto quede claro que el estadista en potencia que yo soy (ojalá que también de hecho, para comenzar a transferirle al pueblo el poder real cuanto antes), no asumo las soluciones a que apunta dicha presentación "Europa cerrada.odp" (la de abrir Europa a una inmigración africana innecesaria, como un acto de caridad y de reparación por los desmanes a que se les sometió por anteriores piratas a lo Aznar, Tony Blair, etc., cuando somos incapaces de solucionar nuestra propia problemática ante gentuza de similar cuño. No me parece la solución que se deba preconizar -y digo preconizar únicamente-, porque no estamos en disposición de ejecutar políticamente nada, dado que estamos sojuzgados y nuestra voluntad -enferma por demás- nada cuenta).
  • Y digo así, ya que nadie debería tener por qué emigrar con motivo de no tener en su patria con qué cubrir sus necesidades más elementales; ni tampoco una justicia internacional que se precie de tal (y que en realidad debería estar bajo control de los pueblos del mundo unidos por otra ONU decente y realmente popular; en vez de en la actual ONU plutocrático-fascista que actualmente nos parasita), permitir felonías como las que en dicho trabajo se denuncian.
  • Los pueblos del mundo, unidos, deberíamos posibilitar que cualquier ciudadano, de cualquier nación, pueda vivir decentemente en ella.
  • Los mismos españoles no deberíamos dejarnos empobrecer por nuestros parásitos como lo están efectuando, y después por ejemplo pretender que otras naciones o culturas nos acepten y traten de asimilarnos, porque obremos como humildes gusanos en el plano laboral incapacitados por la puta moralina cristiana para resolver nuestra problemática nacional (moralina de la que estamos imbuidos incluso muchos de los que nos consideramos ateos, como es el caso de quienes prepararon dicha presentación en formato .pps); problemática interna que hubiéramos debido querer afrontar hace ya mucho, dispuestos a luchar contra la corrupción e injusticias inherentes, hasta la muerte si fuese necesario.

Si alguna vergüenza siento, no es propia. Lo es por saber quiénes son aquellos que detectan el poder político y de sus felonías, y no poder lograr lo que pretendo... por falta del necesario apoyo y medios para desalojarlos, para a continuación darles su merecido (por supuesto que no sería una muerte convencional; como forma de escarmentar a este tipo de gentuza y de que en el futuro a nadie se le pasase por la mente el madurar ideas del tipo de las que estos criminales en grado superlativo pusieron en práctica, sin temblar aterrorizados por las posibles consecuencias. Para nada sirvió la sangre y valor romanos, derramados a lo largo de siglos en la pacificación del mundo, si ahora nos dejamos gobernar por este tipo de gentuza, que se amparan sólo que en artimañas: Como por ejemplo la libertad de expresión, en pro de poder mentir impunemente; cuya lógica, llevada al extremo, les llevó a obrar como actualmente lo hacen). Porque... debería de darnos vergüenza, saber quiénes nos gobiernan, y consentir que continúen al frente de la política: con acciones por parte nuestra, como por ejemplo, el reclamarles acciones de gobierno más decentes; con acciones por nosotros, que no sean el reclamarles que desaparezcan de nuestra vista y de la misma tierra, para siempre, gentuza tan nauseabunda como ellos lo son (son una especie de dictadores mucho peores que aquellos que se descaran como tales, y sino díganme para que sirve la voluntad popular y nuestras supuestas democracias, en las que ni tomamos decisión alguna ni se respeta por esta gentuza ninguna de sus promesas electorales).

Dicho sea tan sólo a efectos de mantener viva, tanto la conciencia de la actualidad, como la memoria histórica; y para que se sientan culpables y puedan llegar a pagar como tales, los verdaderos culpables. Para que por generalizaciones absurdas, no se trate de hacernos sentir culpables o responsables a nadie que como yo no lo seamos con trabajos como el que arriba menciono (y mucho menos se nos pueda llegar a castigar con atentados como el de Atocha; pese a que algunos que sí apoyaron las felonías de dicho gobierno, discriminando sí que se lo hubieran merecido... pero con la imposibilidad de poderlos reunir exclusivamente a ellos en una estación como la de Atocha, a efectos de darles su merecido).


Boas noites, queridos dormilones