sábado, 9 de marzo de 2013

Sobre el "Comunicado de Enric Duran"

El título del "Comunicado de Enric Duran" me indujo a su lectura: Ni leyes para mantener las desigualdades, ni juicios que perpetúen la opresión. Por otra manera de evaluarnos, reconstruyamos el ser comunitario, pero lo que extraje de ésta me obliga a otro trabajo para mi blog, que realizo tan solo por considerar urgentes algunas aclaraciones. Me explico:

Me parece una asnada superlativa el llamar a funcionar sin leyes, con motivo de que nuestras instituciones todas estén corruptas: cabe deducir que por funcionar según el cohecho y voluntad esclavista más brutales y consecuentemente no surtan por aquello para lo que se las pensó. Y me parece un asnada superlativa, porque llamar a funcionar sin normas legales, sería algo similar a pretenden circular por las vías de comunicación al uso, sin norma alguna; algo así como un suicidio, o cuando menos un caos (debería de bastar con esto a modo de contraposición a su rechazo a lo que de auténtico deberíamos tener en forma de normativa, para una sociedad de derecho igualitaria y por tanto democrática, bajo control del pueblo erigido en su propio cuerpo y fuerza de seguridad del estado de cosas que democráticamente adoptásemos).

Indudablemente entiendo que el ente popular -el ser comunitario en términos de Durán- ha sido deconstruido por el mundo católico durante estos dos milenios de forma exhaustiva y muy eficaz. Y aunque hay cosas similares que sí que nos unen, pretender erigirse Enric Durán con lo que son asnadas en guía me parece de lo más inconveniente, por considerar que los esfuerzos libertarios deberían enfocarse de mejor forma o manera. Deben de estar frotándose las manos de contentos quienes nos mangonean y ven en sus opositores la poca claridad en cuestión de ideas que deberían ser fundamentales, en pro de un rearme doctrinal capaz de poderles plantar cara de la forma más efectiva.
  • Y excúsame este inciso o viñeta: Tampoco me convence la loa que se viene realizando del atomismo en que estamos los de abajo, como supuesta proliferación de buenas ideas por las que supuestamente acabaremos por regirnos, cuando por el contrario sucede que estamos siendo desunidos con tanta teoría que a lo sumo contiene un poco de razón en alguna de sus partes (y no me refiero precisamente a la mucha razón que a ti te asiste). Atomismo en el que lo que sobremanera predomina es un estúpido pacifismo que, de haberlo asumido los afganos, no estarían batiendo parece ser que en retirada a las tropas occidentales.
  • Ellos, como en la mejor época romana, criminalizaron el cristianismo y lo desterraron como doctrina. Y afortunadamente gracias a que no permitieron ser disminuidos doctrinalmente por moralinas tipo cristiano, parece ser que los talibanes están exterminando a los soldados de EEUU y la OTAN y ya controlan más del 70% de su territorio:
  • Todos mis respetos para con los afganos, por su obrar como hombres enteros (similarmente a cómo lo hicieron los romanos de la mejor época que Enric calumnia; aunque me imagino que inocentemente, imbuido de las tesis de nuestros opresores que como vencedores tenían que dar de malos a los vencidos y oscurecer la historia a conciencia, a fin de generar la aceptación de ellos como los buenos: ¿Os suena esa reciente simplificación utilizada en contra de un supuesto "Eje del mal", con que las mafias del poder capitalista totalitario globalizado disminuyeron el rechazo a sus crímenes, encabezados por el imperialismo americano guardián del orden capitalista mundial? Esa forma no era precisamente la forma de proceder de la nobleza romana de última hora, presente en su forma más bella y madura, que precisamente fue la que cayó a manos del mundo católico y dio paso a su organización al modo sacerdotal judío). 
  • No era esa la forma de proceder de aquella nobleza bella y madura, gracias a que estaba informada por las tesis del decentísimo dios del jardín (por Epicuro), al que se dieron en llamar de cerdo los Hijos de la Gran Ramera (la Roma moderna), en su habitual comportarse al modo de sapos que con su mala baba supuestamente protegen los intereses propios y de la progenie (más de lo mismo en contra de un ente sumamente decente, dicho sea para que en lo posible no os dejéis llamar a engaños por el hecho de que sean hechos históricos algo lejanos, pero sistemáticamente manipulados por la innumerable pléyade obscurantista al servicio del mundo católico).
  • No te olvides de que en el mundo antiguo, en construcción, a los tribunos de la plebe se los atendía siempre que se consideraban razonables sus reclamaciones, y que la misma plebe sabía ceder cuando se les oponían razones más cualificadas. Ya quisiéramos los de abajo cuando menos aquella democracia y normas que no se vulneraban con la impunidad actual (y no digo esto porque me conforme con una democracia que no sea total, tal y como se puede ver en el marco de mis trabajos).

Si una minúscula nación puede eso en contra de toda una coalición de naciones, armada con la más alta tecnología: ¿Qué no podríamos el mundo unido en contra de estos mismos mafiosos, que nos mangonean a sus compatriotas con toda impunidad, sólo por ser unos estúpidos y cobardes, o estar desorientados por guías que no lo son en realidad, o no son lo suficientemente guías? Pensemos como estadistas, ¡Coño!

Lo que más lamento de todo esto es que se ataque precisamente a lo que debería ser parte fundamental de la alternativa política por la que deberíamos regirnos la comunidad mundial del futuro. Visto cómo denigra a los romanos, me admiro de lo bien que supieron desacreditar el mundo católico a sus vencidos (a la nobleza antigua, que lo era de hecho en un grado inimaginable por los legos, y no precisamente por el mero auto-denominarse de tales).

Ver a los pacificadores romanos con la óptica de Durán, es un total desatino. Los romanos fueron el mundo, al que se sumó sin prácticamente oposición la mayor parte de las naciones civilizadas del mundo antiguo (con la lógica exclusión de los bárbaros del norte de Europa, a los que se hubo de pacificar a lo largo de siglos a base de sangre y valor romanos, para que no se salieran de madre patria a colonizar otras naciones).

Los romanos representaron la paz digna y viril, que supo oponerse tanto a los reyes corruptos como a los bárbaros colonizadores del norte de Europa. Y además erradicaron la pena de muerte en contra de los enemigos vencidos, limitándose a esclavizarlos, y así quedar ellos libres para las guerras de pacificación anticolonialistas (quienes arriesgaban la vida eran ellos).

Ellos fueron -y continúan siendo mediante su legado-, los mayores benefactores que tuvo la humanidad. Y como a tales se les debe rendir reconocimiento quienes tengan la conciencia en la cabeza, en vez de una cabeza alienada. Dicho sea para que, por favor, no contribuyas con tus tesis al respecto, totalmente equivocadas, a alienar a nuestros hermanos.

Y si el dinero corrompe en todo tiempo; si precisamente es el dinero el gran corruptor del género humano; pues es en contra de su existencia que deberíamos dirigir toda clase de ataques. En cuanto que la justicia, para ser efectiva, debe impartirse sin demoras y en el marco de la plaza pública según mis tesis. Y para que eso suceda también con la política y demás poderes, deberemos acabar con los diversos olimpos en que se sitúan nuestros opresores.