miércoles, 29 de mayo de 2013

Nos manipulan y mandan auténticos cobardes

A este tipo de cobardes manipuladores que estiman conveniente hacer guerras contra países que en realidad no agredieron a nadie (Palestina, Libia, Líbano, Siria, Irán...) o que fomentan y apoyan dictaduras golpistas por todo el planeta (Argentina, Chile, Venezuela... por hablar tan sólo de latinoamérica), que en sus países se esconden como auténticas ratas o gallinas o se protegen hasta lo inverosímil de sus propios conciudadanos, se les debería mandar a todos ellos y sus comparsas (lameculos o mediáticos), a esas guerras que estiman tan convenientes. A todos ellos, inclusive sus capos Aznar, Blair, Busch y Durão Barroso... pero no a la retaguardia y menos aún desde sus guaridas de ratas cobardes; sino en los frentes y con sus propios medios, en vez de con medios de estado a cargo del contribuyente, que no tiene por qué subvenir a sus crímenes. Los mismo para los gobiernos criminales habidos y por haber en el estado de Israel; y asimismo para con sus lobbies pro sionistas que tan eficazmente operan ante los más diversos gobiernos, en pro de sus intereses: intereses que nunca fueron el de los votantes, tan reiterada y sistemáticamente defraudados por sus tan sólo supuestos representantes políticos de nuestras seudo-democracias (no fueron idea ni voluntad de los votantes las guerras de los judíos en contra de los palestinos y otras naciones árabes -incluida Irak-, mucho peores que el Holocausto nazi en su contra, y se les atiende haciendo uso de nuestros recursos para sus crímenes de lesa humanidad).

Se debería pensar alguna forma de hacer posible que estos hijos de la más grande ramera (que es la Roma moderna y organizaciones religiosas afines, gestores todos ellos de super-rentables consorcios del cielo en la tierra), se vayan todos sin excepción a los más diversos frentes de guerra. Y si desobedecieran, cadena perpetua o la muerte benefactora, que  nos libraría de estas alimañas sigilosas, arteras y cobardes.

Si pudiésemos mandarlos a esos frentes y yo estuviera presente, estoy convencido de que en su mayor parte los vería sudar y temblar de miedo. Convencido como estoy de que en su mayoría son unos auténticos cobardes, y de que tan sólo se atreven a efectuar sus crímenes, porque tienen auténtica y cobarde carne de cañón de la que servirse, que en su mayor parte se atreven a hacer lo que hacen por simple temor a desobedecer. A la mierda con todos ellos.

Como sé que la valentía consiste en tener miedo de los peligros, pero en dominar el temor; os confieso que yo paso del miedo que tengo a que se me elimine por algún procedimiento, a los que tan dados son estos criminales cobardes y que, pese a tener miedo (en caso contrario sería algo así como un loco inconsciente de los peligros reales), digo verdades irrefutables por bien fundamentadas.

Si todos hiciésemos igual, en vez de obedecerles o hacer mutis por el foro como auténticas ratas, no sabrían en dónde meterse y seríamos respetados en vez de abusados.

Y el pasar de nuestros miedos, si es que queremos lograr un mundo mejor, es algo que les debemos a nuestra descendencia, si es que queremos ser merecedores del apelativo de padres en su más grande acepción. En caso contrario, de padres esclavos, nacerán hijos esclavos.